Archivo del sitio

La poderosa obra continúa

Seguir adelante

Seguir adelante

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.

No te dejes vencer por el desaliento.

No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.

No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.

No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.

Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.

Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.

No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.

“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.

Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.

Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros “poetas muertos”,
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los “poetas vivos”.
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas…

Fuente: No te detengas de Walt Whitman en PersonArte

Estanterías del miedo.

Silencios en lágrimas.

Corazones en pausa,
aun por desenterrar.

Rosas en un paréntesis,
aun por vestir,
aun por perfumar.

Miradas hacia atrás,
miradas por descubrir.

Gotas que abandonan mi techo.

Cohetes que besan el cielo.

Obras que continuarán.

La vida sólo puede ser comprendida mirando hacia atrás, pero ha de ser vivida mirando hacia adelante. (Sören Aabye Kierkegaard)

It drips on my head through a hole in the roof

votar

El laboratorio estéreo al servicio de la revolución

Nothing at all can be changed if Evolution turned us to silence

Extracto de la letra de The way will be opening (Stereolab)

Debía correr algún remoto año de la década de los 90. Allí, en la sala Bikini de Barcelona, éramos los cuatro gatos de siempre. En el escenario Stereolab. Si alargabas un poco la mano, podías tocarlos.

Sonaban y sonaban maravillosas canciones en estéreo, por dos canales: el de las letras (izquierdo) y el de la música (derecho). Todas creadas en algún extraño laboratorio lejano. Un laboratorio que fabricaba y ofrecía pastillas de dos colores diferentes. Elegimos aquellas que plantaban larvas en nuestra conciencia. Una larva evoluciona y, con el tiempo, se transforma en algo radicalmente distinto: una mariposa.

Una revolución es la larva de una civilización. (Victor Hugo)

Revolution

(love) the r[evol]ution – the (love) r[evol]ution

votar

Lealtad

pintando un mar de azul

Pintando un mar de azul

Si quisiéramos buscar,
esta virtud media extraña,
habrá que hurgar en la entraña, con mesurada pasión.

Colocar nuestra razón, sobre un tul que no se empaña,
para espulgar la calaña,
de un sombrío corazón.

Dicen habita en la unión,
de la gran fidelidad,
frente de la honestidad, y cerca de la franqueza.

Es hija de la nobleza, y habla con sinceridad,
con ella no hay soledad,
es compañía y pureza.

La lealtad es la certeza,
de una absoluta honradez,
vivir sin más timidez, exentos de la traición.

Lealtad es obligación, sin repliegues ni revés,
el más santo y justo juez,
que emerge del corazón.

Está en toda relación,
del hombre y su convivencia,
alojada en la conciencia, dándole tranquilidad.

En el amor es verdad, de espalda a la malquerencia,
dulce paz y transparencia,
¡¡que viva la lealtad!!

Autor: Eliseo León Pretell
Fuente: La lealtad en Abelardo Cano

La lealtad tiene un corazón tranquilo. (William Shakespeare)

Pintando estrellas de plata

votar

Niños, levanten sus voces

Pass me that lovely little gun
My dear, my darling one
The cleaners are coming, one by one
You don’t even want to let them start

They are knocking now upon your door
They measure the room, they know the score
They’re mopping up the butcher’s floor
Of your broken little heart

O children

Forgive us now for what we’ve done
It started out as a bit of fun
Here, take these before we run away
The keys to the gulag

O children
Lift up your voice, lift up your voice
Children
Rejoice, rejoice

Here comes Frank and poor old Jim
They’re gathering round with all my friends
We’re older now, the light is dim
And you are only just beginning

O children

We have the answer to all your fears
It’s short, it’s simple, it’s crystal clear
It’s round about, it’s somewhere here
Lost amongst our winnings

O children
Lift up your voice, lift up your voice
Children
Rejoice, rejoice

The cleaners have done their job on you
They’re hip to it, man, they’re in the groove
They’ve hosed you down, you’re good as new
And they’re lining up to inspect you

O children

Poor old Jim’s white as a ghost
He’s found the answer that we lost
We’re all weeping now, weeping because
There ain’t nothing we can do to protect you

O children
Lift up your voice, lift up your voice
Children
Rejoice, rejoice

Hey little train! We’re all jumping on
The train that goes to the Kingdom
We’re happy, Ma, we’re having fun
And the train ain’t even left the station

Hey, little train! Wait for me!
I once was blind but now I see
Have you left a seat for me?
Is that such a stretch of the imagination?

Hey little train! Wait for me!
I was held in chains but now I’m free
I’m hanging in there, don’t you see
In this process of elimination

Hey little train! We’re all jumping on
The train that goes to the Kingdom
We’re happy, Ma, we’re having fun
It’s beyond my wildest expectation

Hey little train! We are all jumping on
The train that goes to the Kingdom
We’re happy, Ma, we’re having fun
And the train ain’t even left the station
Pásame esa adorable pequeña arma
mi querida, la que es mi cariño
los limpiadores vienen, uno a uno
tú ni quieres dejarlos empezar

Ellos están ahora tocando a tu puerta
miden la habitación, saben el marcador
están trapeando el piso de la carnicería
de tu pequeño corazón roto

Oh, niños

Perdónenos por lo que hemos hecho
empezó como un poco de diversión
Toma esto antes de que húyamos
las llaves de la prisión

Oh, niños
levanten sus voces, levanten sus voces
niños
gocen, gocen

Aquí vienen Frank y el pobre viejo Jim
están juntandose cerca de todos mis amigos
somos más viejos ahora, la luz disminuye
y tú sólo estás comenzando ahora

Oh, niños

tenemos la solución a todos sus miedos
es breve, es simple, es clara como cristal
está cerca, está por algún sitio aquí
perdida entre nuestras ganancias

Oh, niños
levanten sus voces, levanten sus voces
niños
gocen, gocen

Los limpiadores han hecho su trabajo con ustedes
están de moda, vaya que están en onda
los han regado, se ven como nuevos
y se alinean para inspeccionarlos

Oh, niños

El pobre viejo Jim está blanco como un fantasma
ha encontrado la respuesta que perdimos
todos lloramos ahora, lloramos porque
no hay nada que podamos hacer para protegerlos

Oh, niños
levanten sus voces, levanten sus voces
niños
gocen, gocen

¡Hey pequeño tren! nos subirémos todos
el tren que va al reino
estámos felices, Ma, nos estamos divirtiendo
y el tren ni siquiera ha salido de la estación.

¡Hey, pequeño tren! ¡esperame!
una vez fui ciego, pero ahora veo
¿dejaste un asiento para mí?
¿Es eso como un estiramiento de la imaginación?

¡Hey, pequeño tren, esperame!
estuve encadenado, pero ahora soy libre
estoy esperando aquí, ¿no me ves?
en este proceso de eliminación

¡Hey pequeño tren! nos subirémos todos
el tren que va al reino
estámos felices, Ma, nos estamos divirtiendo
está más allá de mis más locas espectativas

¡Hey pequeño tren! nos subirémos todos
el tren que va al reino
estámos felices, Ma, nos estamos divirtiendo
y el tren ni siquiera ha salido de la estación.

Traducción: O’ Children – Nick Cave & the Bad Seeds en Understanding a Jane

Si la ayuda y la salvación han de llegar sólo puede ser a través de los niños. Porque los niños son los creadores de la humanidad. (Maria Montessori)

Niños: los creadores de la humanidad

Niños: los creadores de la humanidad

votar

Yo La Tengo

You tell me that you haven’t slept in days
You tell me sleeping only makes you tired anyway

Tears are in your eyes
Tonight
Tears are in your eyes
Every night

Although you don’t believe me, you are strong
Darkness always turns into the dawn
And you won’t even remember this for long
When it ends all right
Extracto de la letra de Tears are in your eyes (Yo La Tengo)

Otra vez repasando bandas y conciertos imprescindibles en mi vida… imposible obviar a Yo La Tengo.

Esa banda indie de New Jersey la cual es imposible no amar. Ellos son simpáticos, sencillos, amables… y geniales. Dedicados al noble Arte de crear música con una alta carga emocional. Suave o menos suave, cargada de acordes acústicos o de esa tormentosa electricidad de la que uno no puede escapar. A la fin, una reencarnación (en vida) del maestro Neil Young.

Siempre me pregunté que es lo que tenía esta banda. Cual era el secreto detrás del ‘La‘ en Yo La Tengo. Ahora, después de mucho tiempo, por fin lo sé. Ellos poseen la alquimia para producir lágrimas en mis ojos.

El ojo ve bien a Dios solamente a través de las lágrimas. (Victor Hugo)

Yo la Tengo

Yo la Tengo

votar

Las ruinas de Roma

Voyage/The sound of arrows/Ruins of Rome

¿Recuerdas una tarde en que te puse flores
granates en el pelo, allá en el Aventino?
Parecías talmente una diosa pagana.
O mejor, una ninfa: la Dafne legendaria
que jamás tuvo Apolo, por obra de los dioses.

Esa tarde aún espera su momento preciso,
temblando en cierta página de un libro ¿Y aquella
noche antigua, su tibieza de estío, rodeados
de faunos y bacantes, de amorcillos inquietos,
en un café de Vía Veneto? ¿La recuerdas? Reías,
reíamos los dos, reíamos como antes
no habíamos reído en nuestras vidas. —¡Oh Dios,
qué sensación maldita de vivir, insoportable, extraña,
de la que nadie me aliviaba! Fue,
fue como si todo, todo, se hubiera ido borrando (el tráfico,
la puerta Pinciana iluminada y ocre, el orgulloso
Excelsior) y tan sólo tú y yo quedáramos en Roma;
solos tú y yo y esa luna tranquila y silenciosa
de todos los amantes, una luna muy pálida y muy grande,
una luna
que también se reía, redonda en su alto cielo cárdeno
y cargado de astros, de estrellas y de dioses,
mil veces más antiguo que el gran cielo de Júpiter.

Solos tú y yo en el mundo, cogidos de la mano
por el Campo dei Fiori. Solos tú y yo en el mundo
por Vía del Babuino, por el Corso, al pie
del viejo arco de Tito, bajo las rotas bóvedas
del Foro de Trajano. Y aquel lento vagar como embrujados
por la villa Borghese o arriba, en el Janículo,
con la ciudad convulsa a nuestros pies,
con la ciudad herida a nuestros pies,
con la ciudad sufriendo a nuestros pies,
adormecida
igual que si acabara de salir
de un ataque epiléptico.

¿Recuerdas todo eso?
También hubo un paseo junto al río: mirábamos
sus aguas que arrastraron graves togas,
cadáveres e imperios,
y batallas y puentes. De uno de ellos te dije: ese
es el puente Emilio, Dafne. ¿Lo recuerdas?
El púrpura del cielo flotará cada día en las colinas
al caer el crepúsculo.
Pero lo más curioso
(lo más curioso, Dafne)
es que nunca estuvimos
tú y yo juntos en Roma.

Poema Roma de Víctor Botas

Un viaje y un destino

Mi próximo viaje fuera de nuestras fronteras será a la ciudad eternamente abierta: Roma. Mi primera e inexcusable visita.

El sonido de las flechas y cupido

Apolo y Dafne

Apolo y Dafne

Cupido es un arquero preciso.

Flechas con punta de oro,
flechas con punta de plomo.

Pura alquimia de un presagio de Eros.

El sonido de las flechas en mi corazón
ya ha dictado sentencia.

Una punta de oro me acertó,
el verde aroma de una blanca ninfa me guía.

Ya se sabe,
todos los caminos y todas las flechas
conducen al corazón.

Todos los caminos conducen a Roma. (Aforismo popular)

Las ruinas de Roma

Las ruinas de Roma

votar

La catedral de Justo Gallego

La catedral de Justo Gallego

La catedral de Justo Gallego

Me llamo Justo Gallego. Nací en Mejorada del Campo el 20 de septiembre de 1925. Desde muy joven sentí una profunda fe cristiana y quise consagrar mi vida al Creador. Por ello ingresé, a la edad de 27 años, en el monasterio de Santa María de la Huera, en Soria, de donde fui expulsado al enfermar de tuberculosis, por miedo al contagio del resto de la comunidad. De vuelta en Mejorada y frustrado este primer camino espiritual, decidí construir, en un terreno de labranza propiedad de mi familia, una obra que ofrecer a Dios. Poco a poco, valiéndome del patrimonio familiar de que disponía, fui levantando este edificio. No existen planos del mismo, ni proyecto oficial. Todo está en mi cabeza. No soy arquitecto, ni albañil, ni tengo ninguna formación relacionada con la construcción. Mi educación más básica quedó interrumpida al estallar la Guerra Civil. Inspirándome en distintos libros sobre catedrales, castillos y otros edificios significativos, fui alumbrando el mío propio. Pero mi fuente principal de luz e inspiración ha sido, sobre todo y ante todo, el Evangelio de Cristo. Él es quien me alumbra y conforta y a él ofrezco mi trabajo en gratitud por la vida que me ha otorgado y en penitencia por quienes no siguen su camino.

Llevo cuarenta y dos años trabajando en esta catedral, he llegado a levantarme a las tres y media de la madrugada para empezar la jornada; a excepción de algunas ayudas esporádicas, todo lo he hecho sólo, la mayoría de las veces con materiales reciclados… Y no existe fecha prevista para su finalización. Me limito a ofrecer al Señor cada día de trabajo que Él quiera concederme, y a sentirme feliz con lo ya alcanzado. Y así seguiré, hasta el fin de mis días, completando esta obra con la valiosísima ayuda que ustedes me brindan. Sirva todo ello para que Dios quede complacido de nosotros y gocemos juntos de Eterna Gloria a Su lado.

Religiones y espiritualidad

Quienes me conocen saben que no soy religioso. Para mi, la religión (utilizando un simil deportivo) sería como enfundar una camiseta de fútbol a la espiritualidad.

Cuando tal cosa ocurre, nos convertimos en seguidores de un equipo de futbol o de otro, dependiendo de la camiseta que vistamos.

Pues yo he decidido (ya hace tiempo que lo decidí) ir al desnudo, sin camiseta. Todas las camisetas que he observado ofrecen aspectos interesantes, pero advierto que son sólo eso: camisetas.

Prefiero jugar al fútbol sin camiseta. Prefiero que mi espiritualidad beba de la fuentes más puras de todas las religiones, sin fanatismos ni dependencias.

Cúpula de la Catedral de Justo Gallego

Cúpula de la Catedral de Justo Gallego

Una catedral

Planta de la Catedral de Justo Gallego

Planta

Cuando visité por última vez Madrid, mi hermano insistió que debíamos acercarnos a una catedral que había construido cierto hombre de nombre Justo Gallego. Que era algo digno de ser visto.

Me quedé pensativo… ¿una catedral? Pensé poco después en aquello que apuntó el mismo Paulo Coelho referente al sentido de la vida: el sentido de la vida es ofrecer una catedral al mundo.

Sin dudarlo mucho, accedí y ambos nos dirijimos a una pequeña población cercana a Madrid: Mejorada del Campo. Y sí, cuando llegamos, me quedé atónito… ¡¡vaya catedral!!

Después, ya en su interior, pude leer la introducción que aparece más arriba… y pude sentirme inmerso en aquella construcción, fruto de la fe y la tenacidad de un hombre que soñó con crear una gran obra y ofrecer su trabajo de cada día a Dios.

No voy a negar que la visité con mucho mimo, explorando sus rincones, revisándo sus detalles, sintiéndome algo pequeño en su interior… y me conmovió profundamente.

Yo no sé si, después de un ladrillazo en la cabeza, podría demostrar el amor y la perseverancia que demostró y ha demostrado Justo Gallego, pero puedo asegurar que admiro a ese hombre. Respeto profundamente su espiritualidad. Él ha ofrecido una catedral a su existencia y al mundo.

A veces la vida te pegará en la cabeza con un ladrillo. Pero no pierdas la fe. (Steve Jobs)

Simon Jeffes, a las puertas de su catedral: el movimiento perpetuo

votar

Ian Curtis, in memoriam

When the routine bites hard
And ambitions are low
And the resentment rides high
But emotions wont grow
And we’re changing our ways,
Taking different roads
Then love, love will tear us apart again
Why is the bedroom so cold
Turned away on your side?
Is my timing that flawed,
Our respect run so dry?
Yet theres still this appeal
That we’ve kept
through our lives
Love, love will tear us apart again
Do you cry out in your sleep
All my failings expose?
Get a taste in my mouth
As desperation takes hold
Is it something so good
Just cant function no more?
When love,
love will tear us apart again
Cuando la rutina muerde fuerte
y las ambiciones andan escasas
y el resentimiento vuela alto
pero las emociones no crecen
y cambiamos nuestros rumbos,
tomando diferentes caminos.
Entonces el amor, el amor nos separará otra vez.
¿Por qué está el dormitorio tan frío
vuelto hacia tu lado?
Es mi ritmo el que se dañó,
está nuestro respeto tan seco?
Aun permanece esa atracción
que hemos mantenido
a lo largo de nuestras vidas.
El amor. El amor nos separará otra vez.
¿Gritas en tu sueño
sacando a la luz todos mis defectos?
Noto un sabor en la boca
tal como agarra la desesperación.
¿Es que algo tan bueno
no puede funcionar más?
Cuando el amor,…
el amor nos separará otra vez.
Ian Curtis, Joy Division

Ian Curtis, Joy Division

Hoy hace 32 años de la muerte de Ian Curtis, el cantante de una banda que dejó una intensa huella en mi vida: Joy Division.

Después de su muerte, el resto de los componentes de Joy Division formaron otra banda: New Order. New Order se convirtieron en una de las mejores bandas que hayan ocupado mi interminable discoteca. Los amé con locura. Todavía los amo.

Pero no eran Joy Division, siempre faltaría Ian Curtis.

El poeta de la desolación

Ian Curtis, canciones

Ian Curtis, canciones

Siempre me pregunté porqué Ian Curtis se suicidó. Porqué alguien con tanta capacidad para añadir poesía sublime a unos acordes, decidió quitarse la vida. No se porqué me lo pregunté… siempre supe la respuesta.

Existen individuos que nacen con una sensibilidad extrema. Pero es una sensibilidad que, no se sabe por que oscura razón, tiende a la desolación, se inclina hacia una (auto-impuesta) tortura. En tal caso, las heridas de los sentimientos tienen una alta probabilidad de ser letales. Por desgracia, en algunos casos, mortales.

La verdad, creo que siempre entendí porqué Ian Curtis se suicidó. Leí todas y cada una de las letras que escribió. Y las entendí perfectamente. De hecho, las hice mías. En mi biblioteca sólo hay un libro de canciones.

Control, la película

Control, el film

Control, el film

Pero no fue hasta que pude ver Control, una extraordinaria película de Anton Corbijn sobre la vida de Ian Curtis y su banda, que acabé de ligar todos los cabos.

Cuando tuve la oportunidad de verla, me dejó un profundo nudo en el pecho. De hecho, cuando ahora reviso su trailer, mi pecho se vuelve a anudar. Esa música, esa poesía, ese guión, esa fotografía, esas emociones… no puedo evitarlo… me sobrepasa, me inunda.

Visionar este film fue revivir la vida de una especie de coprotagonista emocional de una joven etapa de mi vida. Sentir su talento, su inmadurez emocional, su enfermedad, su egoismo, su pasión y su deterioro vital fue, de nuevo, desolador.

Porque fue una agitación multiplicada por cada fotograma que pasaba ante mis ojos. Porque aunque su voz calló hace ya mucho tiempo, durante aquel visionado, el corazón de Ian Curtis me continuó hablando de letras magistrales y de lágrimas silenciosas, de su éxtasis y de su tormento.

Cuando mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando. (Rabindranath Tagore)

Control: historia de un suicidio

Si te ha interesado esta entrada, también te podría interesar este documental.
votar

Dormir para soñar

En sueños

En construcción, en sueños

… Y así después de esperar tanto, un día como cualquier otro decidí triunfar…
decidí no esperar a las oportunidades sino yo mismo buscarlas,
decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución,
decidí ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis,
decidí ver cada noche como un misterio a resolver,
decidí ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz.

Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades, y que en éstas, está la única y mejor forma de superarnos.
Aquel día dejé de temer perder y empecé a temer no ganar,
descubrí que no era yo el mejor y que quizás nunca lo fui.
Me dejó de importar quién ganara o perdiera;
ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer.

Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir.
Aprendí que el mejor triunfo que puedo tener, es tener el derecho de llamar a alguien “Amigo”.

Descubrí que el amor es más que un simple estado de enamoramiento,
“el amor es una filosofía de vida”.
Aquel día dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente; aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás.

Aquel día decidí cambiar tantas cosas…
Aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad.
Desde aquel día ya no duermo para descansar… ahora simplemente duermo para soñar.
Walt Disney. Fuente: Leonismo argentino

Vivir no es sólo existir, sino existir y crear, saber gozar y sufrir y no dormir sin soñar. Descansar, es empezar a morir. (Gregorio Marañón)

Las estelas del vapor en mis sueños

votar

Dos universos

Infinita ingenuidad,
ilusión centesimal,
me creía tan capaz
con mi cápsula de Albal.
Mi torpeza fue total,
de tan grande es demencial,
no detecto una señal,
nunca encontraré el lugar
donde al fin me entienda.

Me perdí en mi universo .. ¿y tú?

No volveré a hacerlo más,
no he encontrado respuestas.

Extracto de la letra de Universos infinitos, Love of Lesbian

Universos (im)posibles

Dos universos aglomerados,
convocados por el deseo,
imbricados por la pasión,
limítrofes en su frontera.

La amistad, tu sexo y el mío, el cuidado.
Algún elemento se perdió en mi universo.
¿Cuál se perdió en el tuyo?

El disentimiento ya me atendió,
me prestó demasiada atención.
No se la devolví.
Sí se la devolví.

La amistad, nuestro sexo.
Algún elemento se perdió en tu universo.
¿Cuál se perdió en el mío?

Dos universos dispersos,
alejados en la confluencia,
perdidos en la fatiga,
desatendidos por un sueño.

La camaradería no es más que la mitad de la vida: la otra mitad es el amor, una cosa tan diferente de aquella, que podría uno imaginarse que fue creada para otro universo. (Gilbert Keith Chesterton)

Cuentos chinos para niños del Japón en Spotify

China y Japón: dos universos

votar

A %d blogueros les gusta esto: