Lealtad

pintando un mar de azul

Pintando un mar de azul

Si quisiéramos buscar,
esta virtud media extraña,
habrá que hurgar en la entraña, con mesurada pasión.

Colocar nuestra razón, sobre un tul que no se empaña,
para espulgar la calaña,
de un sombrío corazón.

Dicen habita en la unión,
de la gran fidelidad,
frente de la honestidad, y cerca de la franqueza.

Es hija de la nobleza, y habla con sinceridad,
con ella no hay soledad,
es compañía y pureza.

La lealtad es la certeza,
de una absoluta honradez,
vivir sin más timidez, exentos de la traición.

Lealtad es obligación, sin repliegues ni revés,
el más santo y justo juez,
que emerge del corazón.

Está en toda relación,
del hombre y su convivencia,
alojada en la conciencia, dándole tranquilidad.

En el amor es verdad, de espalda a la malquerencia,
dulce paz y transparencia,
¡¡que viva la lealtad!!

Autor: Eliseo León Pretell
Fuente: La lealtad en Abelardo Cano

La lealtad tiene un corazón tranquilo. (William Shakespeare)

Pintando estrellas de plata

votar

Acerca de xavier

No hay nada nuevo bajo el sol

Publicado el junio 20, 2012 en Reseñas y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. Precioso poema … preciosa verdad!!!

    • exacto… preciosa verdad…
      las verdades, bien presentadas, con envoltorio de bellas letras, nos entran mucho mejor 🙂

      Gracias por pasarte por aquí, Mónica!!

  2. Exentos de la tración? Hmmm… me temo que la lealtad es un valor en desuso en nuestra sociedad; muchas veces ni siquiera somos leales a nosotros mismos…

    • Sí… exentos de traición…
      de hecho la traición sería el antónimo de la lealtad 🙂

      la lealtad no se exige, en la lealtad se cree,
      la lealtad nace, se desarrolla, a partir de valores y sentimientos en nuestro corazón

  3. Me ha encantado. Preciosa poesia
    Besos
    Ana

A %d blogueros les gusta esto: