Ser o interser, he aquí la cuestión

Un pájaro poeta mirando una nube de papel

Un poeta sediento mirando una nube de papel

Si eres poeta, verás claramente que flota una nube en esta hoja de papel. Sin nube, no habrá lluvia; sin lluvia, los árboles no crecen; y sin árboles, no podremos hacer papel. Para la existencia del papel es esencial la nube. Si no está la nube, tampoco puede estar el papel. Así, podemos decir que la nube y el papel inter-son. La palabra “interser” aun no esta en el diccionario, pero si combinamos el prefijo inter con el verbo ser, tenemos un nuevo verbo, interser. Sin una nube, no podemos tener papel, de modo que es posible decir que la nube y la hoja de papel inter-son.

Si miramos más profundamente esta hoja de papel, veremos en ella la luz del sol. Sin la luz del sol, el bosque no puede crecer. De hecho, nada puede crecer. Aún nosotros no podemos crecer sin la luz del sol. Así pues, sabemos que el sol también está en esta hoja de papel. El papel y el sol inter-son. Y si seguimos mirando, podemos ver al leñador que cortó el árbol y lo trajo al molino para transformarlo en papel. Y podemos ver el trigo. Sabemos que el leñador no puede vivir sin el pan cotidiano, así que el trigo que se convirtió en su pan también está en esta hoja de papel. Y el padre y la madre del leñador también están. Cuando lo vemos así, vemos que sin todas estas cosas, esta hoja de papel no puede existir.

Mirando aún con mayor profundidad, vemos que nosotros también estamos en ella. Esto no es difícil de ver, porque cuando miramos una hoja de papel, forma parte de nuestra percepción. Tu mente está aquí y la mía también. Así que podemos decir que todo está aquí en esta hoja de papel – el tiempo, el espacio, la tierra, la lluvia, los minerales de la tierra, el sol, la nube, el río, el calor. Todo coexiste con esta hoja de papel. Es por ello que creo que la palabra interser debería estar en el diccionario. “Ser” es interser. No puedes ser por ti mismo; tienes que interser con todas las demás cosas. Esta hoja de papel es, porque todo lo demás es.

Supongamos que tratamos de regresar uno de los elementos a su origen. Supongamos que regresamos la luz al sol. ¿Crees que esta hoja de papel sería posible? No, sin la luz de sol nada puede ser. Y si regresamos al leñador a su madre, tampoco tenemos papel. El hecho es que esta hoja esta hecha sólo de elementos que no son papel. Y si regresamos estos elementos a sus orígenes, no puede haber papel del todo. Sin los elementos que no son papel, como la mente, el leñador, la luz del sol, no habrá papel. Así de delgada como es, esta hoja de papel contiene todo el universo.
Extracto del libro Ser paz y el corazón de la comprensión de Thich Nhat Hanh
Fuente: Interser en Que se abra tu corazón como las flores

Una ley de causalidad universal

Otra vez el gran poeta/maestro budista Thich Nhat Hanh nos ilumina con su inagotable sabiduría en este bellísimo texto. Describiendo de forma sencilla una ley de causalidad que nos vincula con el resto del universo: el pasado, el presente… y el futuro.

Existimos relacionados con todo lo demás. Esta interrelación forma parte de una ley de causalidad universal que la tradición budista denomina karma.

Somos una misma cosa con todo lo que ha existido, existe… o existirá.
No somos por nosotros mismos.
Ni mucho menos, somos lo que tenemos.

Si soy lo que tengo y lo que tengo lo pierdo, entonces ¿Quién soy? (Erich Fromm)

votar

Acerca de xavier

No hay nada nuevo bajo el sol

Publicado el junio 6, 2012 en Reseñas y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 11 comentarios.

  1. Somos lo que tenemos, lo que sentimos, lo que expresamos, lo que decimos y lo que vivimos. Todas nuestras vivencias conforman nuestros actos. Besos
    Ana

    • interesante…. la palabra karma, ya lo debes saber, significa acto, acción…

      por tanto, nuestros actos nos definen, nos conforman

      Besos, Ana

  2. Si inter-somos con todo el universo que nos rodea… por qué a veces nos sentimos tan terriblemente solos?? no es obtusa a veces la mente humana?

    • si que somos obtusos 🙂 somos seres complejos, en la búsqueda de una consciencia aguda..

      pasé muchos años de mi vida, de joven, inmerso en una soledad egoista, ingrata, llena de auto-compadecimiento… estaba muy equivocado

      con los años, he ido descubriendo que mi camino es buscar la verdadera comprensión de ese interser del cual hablan muchas tradiciones espirituales

      pero, evidentemente, debido a que todavía estoy en ese camino, en ocasiones siento nostalgia de mi propio egoismo

      ¿cómo se puede sentir nostalgia del egoismo? difícil respuesta… por eso soy todavía una consciencia obtusa, por eso busco una consciencia aguda

      besos y gracia por tu comentario, lorienrocks

  3. Curioso tu reflexión sobre soltar el egoismo o sentir que todavía está cerquita… Pasa un poco con la libretad: nos inventamos/hacemos realidad mil historias para NO ser libres porque ser libres de verdad, aunque digamos que es lo que queremos, en realidad nos da miedo porque implica mucha responsabilidad, toda la responsabilidad de todo lo que pasa. Aunque, como ya sabemos, Xavier, nada es casual, porque como todo está en estado este de interser (curiosa palabra, precioso concepto), todo nos muestra facetas de nosotros mismos y nuestra gran conciencia intentando hacernos ver lo que rechazamos, lo que somos, lo que necesitamos.
    Me gusta una idea que nos dieron en un curso de introducción al zen: para meditar no te ofusques con las nubes que entran en tu cabeza, o que estaban ya, simplemente déjalas pasar abriendo otra puerta, sin retenerlas. Recuerda, no eres las nubes, ni el viento, eres el precioso e inmenso cielo azul que hay detrás.
    Gracias por tu entrada! un beso

    • comparto todo lo que dices…

      la verdadera libertad, la verdadera paz interna pasa por asumir nuestra responsabilidad, liberarnos de miedos y egoísmos atávicos que nos mantienen encadenados

      ¿qué pasará el día que no tengamos las cadenas? yo (con mi ego, prefijo de egoismo) aun espero que llegue ese día…
      pero intuyo que, una vez alcanzado, se tratará de ayudar a romper las cadenas de otros

      hacer sentir a todo el mundo que es un cielo azul, un mar índigo… un universo lleno de luz y de oscuridad… un interser

      Gracias a ti por tus palabras y besos 🙂

      • “hacer sentir a todo el mundo que es un cielo azul, un mar índigo… un universo lleno de luz y de oscuridad… un interser” qué bonito, Xavier!
        Aunque te aviso que no todo el mundo, cuando le das la opción de soltar cadenas, está dispuesto… irónicamente se suele tender a tener mucho apego a nuestro “yo egoista, triste, rabioso, enfermo, etc…” , se piensa que si te quitas eso con lo que tanto te identificas “¿quién eres?”

        • ¿quién eres? … no lo sé … pero en ocasiones (pocas) he intuido destellos de la respuesta… entonces siento que soy uno con todo


  4. Un post extremadamente inteligente, de los que ayudan a reflexionar, a adivinar con los cinco sentidos, a observar el mundo, sobre todo las nubes que a veces nos molestan sobre nuestras cabezas.

    Sabio extracto al que dedicaré más de una lectura cuando me crea invisible al universo.

    Abrazos X.

    • El mérito es de este gran poeta/maestro budista,
      yo sólo hago de esponja que absorbe y transmite un agua repleta de sabiduría,
      ya se sabe… esperando que me quede algo de su sabiduría en la transmisión…

      Abrazos P.

  1. Pingback: Fin de ciclo: hasta siempre « Rojo Transitorio

A %d blogueros les gusta esto: