Nicanor Parra: el antipoeta

Nicanor Parra: el hombre imaginario

Nicanor Parra: el hombre imaginario

El hombre imaginario
vive en una mansion imaginaria
rodeada de arboles imaginarios
a la orilla de un rio imaginario

De los muros que son imaginarios
penden antiguos cuadros imaginarios
irreparables grietas imaginarias
que representan hechos imaginarios
ocurridos en mundos imaginarios
en lugares y tiempos imaginarios

Todas las tardes tardes imaginarias
sube las escaleras imaginarias
y se asoma al balcon imaginario
a mirar el paisaje imaginario
que consiste en un valle imaginario
circundado de cerros imaginarios

Sombras imaginarias
vienen por el camino imaginario
entonando canciones imaginarias
a la muerte del sol imaginario

Y en las noches de luna imaginaria
sueña con la mujer imaginaria
que le brindo su amor imaginario
vuelve a sentir ese mismo dolor
ese mismo placer imaginario
y vuelve a palpitar
el corazón del hombre imaginario

Antipoema El hombre imaginario (Nicanor Parra)

Las casualidades de la vida

Parranda larga de Nicanor Parra

Parranda larga

Nicanor Parra llega a mi vida por una serie de casualidades acentuadas, de aquellas que, secuela tras secuela, te hacen centrar la atención reiteradamente en algo o alguien.

La primera reseña suya me llega a través de un autor al que adoro (Alejandro Jodorowsky) el cual, a su vez, adora a Nicanor. Por tanto, es en un libro de Jodorowsky donde empiezo a notar las primeras cosquillas que producen las letras de Nicanor.

Posteriormente, descubro el día de mi aniversario que le han otorgado (que no entregado) el premio Cervantes.

Varios meses más tarde, en el dia internacional del libro, mientras hago cola en una sucursal bancaria, fijando mi atención en un diario que alguien ha dejado abierto en cierta (y casual) página, me entero que ese mismo día le hacen entrega del premio Cervantes.

Más tarde, y puesto que se trata del día de Sant Jordi, me acerco a mi librería de confianza en Barcelona para auto-regalarme unos cuantos libros. Tengo suerte y encuentro todo lo que busco.

Mientras me encuentro en una de las colas, listo para pagar, oigo que una señora dice (más bien grita) a su marido que la otra cola es menos larga y que haga el favor de encolarse donde toca. Me doy por aludido y, aunque no suelo hacerlo, me cambio de cola junto a la pareja, comprobando y agradeciendo que la señora en cuestión estaba en lo cierto.

Mientras avanzo lentamente en la nueva cola, voy hojeando algunos de los libros que se encuentran en los estantes adjuntos… ¡Anda, Parranda Larga de Nicanor Parra! lo cojo y lo hojeo, las hojas vuelan, una cae ante mis ojos… “El hombre imaginario”… leo con atención… ya he decidido que un día es un día y que voy a sumarlo a la cesta de mi compra.

La vida, mi vida, funciona así: por casualidades.

Yo de mayor quiero ser antipoeta

Nicanor Parra

Nicanor Parra

Nicanor Parra es uno de aquellos hombres que valora el Arte de la Ciencia y la Ciencia del Arte. Licenciado en Ciencias Exactas y Físicas, sabe que todo espíritu científico lleva en su interior un poeta, o incluso mejor: un antipoeta. Ya se ha creado la etiqueta. Todo genio debe crear una y, a ser posible, asignársela.

El antipoeta es un catalizador de la antipoesía, alguien que sabe invocar los espíritus contrarios a la corriente preponderante.

El antipoeta está ahí para que el árbol no crezca torcido. El antipoeta no cumple su palabra si no que cambia los nombres de las cosas. El antipoeta, como todo antipoeta que se estime a sí mismo, debe tener su propio diccionario.

Yo de mayor quiero derruir y construir mi corazón. Ningún techo, ningún suelo, tan sólo puertas y ventanas… Yo de mayor quiero ser antipoeta.

El poeta es un hombre como todos, un albañil que construye su muro: un constructor de puertas y ventanas. (Nicanor Parra)

A lo más que se puede aspirar / Es a dejar dos o tres frases en órbita / Que yo sepa don Mario dejó al menos una: / La muerte y otras sorpresas // ¡Señor mío, la frasecita!
(Dedicado a la muerte de Mario Benedetti, Nicanor Parra)

votar

Acerca de xavier

No hay nada nuevo bajo el sol

Publicado el mayo 1, 2012 en Relato, Reseñas y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. Xavier, no cal esperar, ja ets un antipoeta. La poesía no cal tenir versos, la poesia és bellesa i amor en cada paraula, sentiment pur i traslació, si si, traslació cap al lloc que el poeta escull: el cor, la ment, el passat, demà o… un món imaginari. Gràcies per cada paraula que surt del teu interior i ens toca traslladant-nos…

    • Gràcies a tu, Mònica, per aquestes paraules que em fan commoure

      com m’agrada dir: estic en el procés de convertir-me en un antipoeta… ho repeteixo cada dos dies, per veure si al final m’ho crec 🙂

      i tal com apuntes amb saviesa, cada dos dies intento transcriure en aquest espai bocins dels meus records: pensaments i sentiments, tant del passat, com del futur (si això fos possible, que jo crec que ho és…)

      un fort petó

  2. Nicanor Parra, don Nica como le decimos por acá de cariño, es espacial! es una joya viviente que tenemos los chilenos.
    A veces pienso que hay una mano oculta que va moviendo los hilos invisiblemente para llevarnos hasta cierto punto. Son las casualidades de la vida 🙂

  3. jajajaja! demasiadas!! al parecer somos tierra de poetas, vas a tener que un día cruzar el océano y ver por ti mismo que esta larga faja y angosta temblorosa de tierra tiene sus encantos! 🙂

    • seguro que lo cruzo… tengo la (intuida) certeza de que algún dia lo haré…
      y me pasaré por allí para respirar con sus aires, nadar con sus mares y temblar con sus tierras…
      sin duda 🙂

  4. Qué genial. Tomo nota de este señor, porque me ha encantado la poesía. Siento no haber leído nada suyo, pero si a ti y a Jodorowsky os gusta, es muy posible que a mí también.
    …Y que no decaigan las casualidades, por favor… 😉

    • me gusta porque su poesía es equilibrada, la balanza justa entre sentimiento y adorno… espero que te guste también 🙂

      las casualidades enhebran mi vida… ¿cómo desenhebrarse de ellas? …ando inmerso en hebras de karma 😉

A %d blogueros les gusta esto: