Física cuántica y consciencia

Aparte del rimbombante título (El Apocalipsis cuántico del universo holográfico… no me gusta nada) este pequeño documental es una mina. Una mina cuyas galerías he ido investigando en los últimos meses de forma sistemática a la búsqueda de respuestas para algunos de los más sorprendentes descubrimientos de la Ciencia en los últimos tiempos.

Descubrimientos que mi intuición me grita, con voz alta y clara, que debo investigar aun más porque contienen claves fundamentales para una comprensión más profunda de mi propia existencia.

Recopilo en este artículo, bajo la transcripción de las palabras de algunos de los investigadores que aparecen en este video, mis propias conclusiones con un lenguaje lo más asequible posible.

El observador y la dualidad onda/partícula

Si desea ver miedo en los ojos de un físico cuántico, sólo mencione las palabras “El Problema de la Medición”. El Problema de la Medición es este: Un átomo sólo aparece en un lugar determinado si es medido. En otras palabras, un átomo está extendido por todas partes hasta que un observador consciente decide mirarlo. Así que el acto de “medición” u observación crea el universo entero. (Prof. Jim Al-Khalili)

Sólo los seres conscientes pueden ser observadores, entonces, estamos íntimamente interconectados con la existencia misma de la realidad. Sin nosotros habría sólo esta superposición creciente de posibilidades sin que nada definitivo suceda nunca realmente. (Dr. York Dobyns)

Aquello que creemos que sustenta nuestra (decididamente materialista) realidad tiene una misteriosa naturaleza dual. Es a la vez onda (una especie de energía) y partícula (una especie de materia). Pero lo más curioso, es que, a nivel subatómico, se comporta como materia solo cuando es observada, cuando se intenta medir. Está claro que el observador, por el hecho de intentar medir la realidad, la está determinando de alguna forma. Técnicamente hablando, está colapsando una nube de probabilidades/posibilidades en una opción.

La pregunta clave aquí sería si además de determinar la realidad a través de la observación… ¿la puede condicionar de alguna forma? ¿tiene alguna capacidad de decisión? Si fuera así, nuestra consciencia podría estar modificando el mundo, el universo que nos rodea, sin darse cuenta. ¿A alguien le suena este enigma?

Entrelazamiento o enmarañamiento cuántico: en aras de la unidad

Bueno, ¿Cómo puede ser esto?. Lo que significa esto es que una vez que la materia es físicamente unida incluso cuando luego se separa, la energía aún está ahí, conectándola. Por eso es importante para mí, porque si retrocedemos lo bastante en el tiempo, todas las partículas y la materia de este universo entero que se expanden estaban todas unidas en una sola partícula del tamaño de un guisante verde. Es lo que la ciencia nos dice hoy, lo que los modelos informáticos sugieren, que si entrara al universo y tomara todas las partículas de materia y todo el espacio entre ellas, uniéndolas y comprimiéndolas al tamaño de un guisante verde, significa que usted y yo y todos nuestros oyentes fuimos una vez parte de la misma partícula que crea este universo entero hoy. E incluso ahora, que estas partículas están separadas y expandiéndose, y los estudios demuestran que lo están, todos seguimos energéticamente vinculados. (Gregg Braden)

Aquí Gregg Braden habla de una unidad (a un nivel energético, para entendernos) que existió en un pasado y que se supone que se debería mantener aunque nuestro universo se encuentre en proceso de expansión. Tiene cierta lógica ¿no?

Si fuera así, todas las cosas (energía y materia) en este universo estarían vinculadas de alguna forma. Este vínculo es mucho menos fantasmal (es decir, mucho más real o verdadero) de lo que se creía hasta ahora. La física (con experimentos reales, comprobados) y las matemáticas ya han demostrado que es así.

Pero curiosamente no se hace mucha publicidad de este increíble descubrimiento (quizás sea también porque es algo difícil de comprender y hoy en día sólo interesan hechos que quepan en un mensaje de twitter). Además, supongo que a muchos gobernantes de este mundo no les interesaría que se hiciera mucha publicidad del asunto. Si todos estuviéramos tan vinculados, si todos fuéramos una misma cosa, se quedarían sin trabajo. Y eso no interesa…

Este excelente artículo (aviso que requiere mucha mucha atención) lo describe en profundidad. Resumiéndolo, el entrelazamiento cuántico viene a decir que la realidad no es local, que un cambio en un lugar del universo está afectando al resto del universo. ¿Conocéis el efecto mariposa? Pues esto sería como un efecto mariposa pero que afecta a todo el universo de forma instantánea. Vértigo… ¿no?

Si la [teoría] cuántica es una teoría completa, la realidad no es local. Hasta este momento, se había considerado que un cambio en cualquier componente del Universo sólo producía un cambio en su inmediata vecindad, que luego podía ir propagándose (como mucho, a la velocidad de la luz) hasta alcanzar puntos alejados de él según pasaba el tiempo. Por ejemplo, si tú tienes un objeto y yo otro, y tu objeto cambia, ese cambio no afectará a mi objeto hasta que haya pasado un tiempo determinado (tanto más grande cuanto más alejados estén los objetos) Por lo tanto, de acuerdo con la teoría clásica, si yo quiero estudiar mi objeto durante un tiempo corto, puedo ignorar los cambios que tú puedas realizar sobre el tuyo, porque no llegarán a afectar al mío. Pero, si la teoría cuántica es completa […] un cambio en uno de ellos puede producir cambios en otros de manera instantánea, por muy alejados que estén de él, sin que haya una mediación de cambios intermedios a través del espacio que los separa. Esa realidad no es local: no puedo describir una parte del Universo sin describirlo todo, porque los cambios se producen “en todo a la vez”, en vez de producirse en un punto y propagarse a otros. (Extracto de El entrelazamiento cuántico en el Tamiz)

No sólo toda la materia del universo estuvo concentrada en un único punto, si no que ahora que está separada, ocupando todo el espacio del universo, mantiene un extraño y fantasmal vínculo subyacente. Sospechoso ¿no? Me da en la nariz que estamos mucho más unidos de lo que querrían algunos…

Multiples dimensiones: la estructura de la realidad

Así, un átomo y su electrón son objetos multiversales, y ese objeto multiversal es lo que la Mecánica Cuántica describe. Ahora, eso significa que el aspecto del Universo Paralelo de la Realidad descrito por la Teoría Cuántica debe aplicarse a los objetos de todos los tamaños, seres humanos, estrellas, galaxias, todo. Y por eso es que la llamamos la Teoría de los Universos Paralelos, en vez de sólo “Teoría de Electrones Paralelos”. (Prof. David Deutsch, Oxford)

Si, así es… , y, y, eh… es correcto. Y la misma teoría que dice que los átomos existen en más de un lugar en diferentes universos, dice que los seres humanos también existimos en más de un lugar, y en más de un estado de consciencia, y así sucesivamente, en universos diferentes. (Prof. David Deutsch, Oxford)

La estructura de la realidad parece contener (según las Teorías de la Física que buscan una interpretación plausible y completa de la misma) entre diez (u once) dimensiones. En este artículo ya se explicaba a través de unos videos muy didácticos el trasfondo de tales implicaciones.

A partir de la cuarta dimensión (la temporal, el transcurso del tiempo, de nuestra vida) comenzamos a hablar de posibles universos (algunos imaginables, otros, ni siquiera eso) que, desde este mismo instante, nuestras decisiones (las de todas los seres animados e inanimados con las que compartimos el universo) van determinando. En resumidas cuentas, tenemos un increíble poder (compartido por todos) para crear nuevos universos.

Y tal como dijo uno de mis personajes de Cómic favoritos, un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Cuando aceptemos nuestra gran responsabilidad, llevaremos nuestro universo, el de todos, hacia donde deseemos.

La verdadera naturaleza de la mente

La ilusión viene de cómo nuestras mentes perciben. Mi ilusión viene de mi mente, tu ilusión viene de tu mente. Usted no necesita buscar en otro sitio para encontrar la fuente de la ilusión. Siempre que buscamos hacia afuera no encontramos la fuente de la ilusión porque tus ilusiones vienen desde dentro de tu mente.(Khempo Yurmed Tinly Rinpoche)

Así que estamos tratando de percibir el nivel último de la realidad, y buscamos cualquier tipo de método, por ejemplo, nueva tecnología, energía atómica, etc. Pero, busquemos como busquemos, no podemos percibir el nivel último de la realidad usando estos mecanismos. El nivel último de la realidad es fundamentalmente vacío, y no es observable con estos métodos científicos. (Khempo Yurmed Tinly Rinpoche)

Siempre he considerado el budismo como aquella doctrina (de entre las que he llegado a conocer) que contiene una visión cosmogónica más alineada con lo que mi intuición me dicta. Por tanto, para hablar de la naturaleza de la mente y de las ilusiones que nos creamos sobre la realidad que nos circunda, nadie mejor que un gran monje budista.

La verdadera naturaleza de la mente acaba percibiendo el caracter ilusorio de la realidad. El nivel último de la realidad es vacío y llegar a comprenderlo con la razón no es posible. Pero curiosamente, a la vez que se descubre esta vacuidad, obtenemos la llave para ampliar la mirada de la consciencia y convertir la visión borrosa e ilusoria del ego en una visión clara y despierta. Una en la cual sentimos de forma profunda que todos somos una misma cosa. De nuevo la unidad… curioso ¿no?

La ilusión del materialismo y de la fragmentación

La ciencia está atascada en una empresa materialista, no en la búsqueda del conocimiento. El conocimiento aparece, pero es un subproducto. Y, a mi entender, asunciones coherentes sobre las cosas concuerdan con la experimentación, eso demuestra que el método es correcto. Por lo que debemos distinguir entre sucesos correctos e incorrectos, o ilusorios. (Dr. David Bohm)

David Bohm fue uno de aquellos grandes científicos que tras asimilar el verdadero significado de la física cuántica, decidió dar un paso más y comprendió que ciencia y espiritualidad deben andar de la mano para alcanzar el bien común. La Ciencia, por si sola, no puede entender el significado último de las cosas, se queda atascada en su visión materialista.

Y hacen falta respuestas valientes para las preguntas que la humanidad se ha hecho desde que es consciencia reflejada del universo que la creó. Una consciencia que no puede llegar a comprender su propia existencia tan solo con la razón. Con la razón se obtiene una visión reducida y fragmentada de la realidad, muy alejada de una visión amplia y unitaria del inmenso lienzo de nuestra existencia.

La existencia dividida por la razón deja siempre un resto. (Johann Wolfgang Goethe)

El puzzle de nuestra consciencia

El fragmentado puzzle de nuestra consciencia

Transcripciones del video obtenidas de la Biblioteca Pleyades.

votar

Acerca de xavier

No hay nada nuevo bajo el sol

Publicado el abril 17, 2012 en Artículos, Recopilación y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 13 comentarios.

  1. Interesantísimo. yo es que soy de letras, por eso hay algunos conceptos que me resultan muy complejos. sin embargo, como comentas, el budismo da cierta “luz” a toda esta teoría, cuando habla de un nivel de consciencia y conocimiento en el que se eliminan todos esos límites materiales de percepción para sentirse parte de un todo. parece ser que a través de la meditación uno puede llegar a un estado de conexión, con su propia esencia y con la del universo mismo, en el que desaparece toda dualidad, toda sensación y toda concepción de tiempo y espacio.
    y como aparte de letras, soy de arte, pues también tengo la impresión de que muchos artistas, en sus más puros estados de éxtasis y lucidez, nos han ido dejando pistas, por medio de sus obras, de todas estas interesantes teorías.

    • yo es que soy de ciencias…

      https://rojotransitorio.com/2011/09/09/el-cosmos-de-carl-sagan/

      pero el gran Leonardo me convenció de que debía estudiar el Arte de la Ciencia y la Ciencia del Arte 🙂

      es que desde pequeño soñaba con viajar por el espacio y descubrir planetas y asteroides… me dijeron que había uno, el B-612, donde habitaba un pequeño ser del cual siempre quise ser amigo… supongo que quería enfundarme mi traje de astronauta para llegar hasta allá

      con el tiempo me he dado cuenta que la meditación, tal como apuntas, nos ayuda en la búsqueda de la conectividad con esa esencia universal y unitaria… y completamente de acuerdo contigo: todo el Arte (al igual que también la Ciencia) es una reminiscencia de esa pura esencia, éxtasis y lucidez, con la cual estamos destinados a fusionarnos

      • No he podido evitar acordarme de este tema de uno de mis grupos favoritos. He pensado que a lo mejor te puede gustar. Al fin y al cabo está bastante relacionado con esa Ciencia del Arte y viceversa que comentas 🙂

        • ummm…no conocía este grupo, Tool… estos si que son unos científicos del Arte musical…

          …interesante canción… y la relación con la secuencia de Fibonacci … demasiadas casualidades y, ya se sabe, que yo no creo en las casualidades 😉

  2. Xavier, me ha encantado, de veras, me ha encantado. ¿Sabes? otra cosilla que trae de cabeza a los científicos el la “supersimetría”…Ellos esperan que el Tevatrón y el LHC aclaren el sendero por donde debe encontrarse la solución del enigma (rotura simetría electrodébil) determine la dirección que ha de tomar la física de partículas (yo espero que no, pero me reservo las razones).

    Bsos.

    • laikeva… eres una verdadera caja de sorpresas 🙂 me apunto tu apunte 😉

      escuché hace poco, a través de Sonia Fernandez-Vidal (autora y científica que sigo con asiduidad),
      que estamos en un punto en el cual, en los próximos seis meses,
      cierta investigación que se está llevando a cabo en el CERN (no se si la misma que tu indicas)
      nos permitirá corroborar si el modelo standard que lleva en vigor 50 años (con la suposición del hipotético bosón de Higgs) es completo o no…

      si no, se tendrá que elaborar otro modelo nuevo (glugs…) … aprovechando lo que se pueda del antiguo…

  3. ¿Llevan mucho posponiendo conclusiones y los prometidos nuevos experimentos no crées? Maldad aparte, demasiada pasta y recursos de otro tipo puestos en una sola cesta…Albert Einstein ahora podría sacar colmillito ¡la dichosa materia oscura!

    Bsos

    • sí que tiene gracia que se destine tanto dinero a encontrar el rastro de la susodicha partícula (la de Dios, para más INRI) la cual a su vez permitiría conocer mucho mejor la naturaleza de la dichosa materia oscura… al menos, tiene su parte divertida los términos que acuñan 🙂

      …esperemos que el ROI de las investigaciones sea cuantioso… supongo que sí

      bsos

  4. perpleja me hallo ante tanta información esta cabeza un tanto espesa.. desde luego creo que la libertad interior se basa en mucha parte en el conocimiento .. la curiosidad y la paz espiritual de cada uno hace que nuestros caminos se forjen alcanzando nuestras realidades con serenidad.. sin duda el budismo trata maneras de ver la vida con las que estoy totalmente de acuerdo pero el dadaismo tambien me sugiere .. al final simplemente son aportaciones que nos lleven a resolver grandes dudas que no siempre son existenciales y abrirnos caminos que no siempre es tan fácil

    sublime xavier… hasta me has hecho pensar y todo

    • bueno.. este post intenta poner un poco de orden en toda una serie de “señales” que han ido llegando a mi vida… curiosamente el video (que encontré a posteriori) las recopilaba… y pienso, o más bien, siento, que son temas muy importantes en mi camino… pero no me preguntes la razón exacta… intuición

      le echaré un vistazo a lo del dadaismo, me interesan todos las corrientes o doctrinas… y esta parece interesante… contracultural… siempre me ha gustado ir a la contra 🙂

      tú si que nos haces pensar con tu torbellino de ideas y emociones 😉 gOtaSmaR

  5. La verdad es que cuanto más leo de tu blog, más flipo. Son todo cosas que me interesan muchísimo pero que sería incapaz de ponerlas ordenaditas por escrito, investigar y resumir, yo tampoco soy de ciencias, claro, pero tengo mi vis de interés. Desde luego todo sea por el autoconocimiento y desarrollo – del cerebro, del universo, del dios interior, en fin, de todo porque todo está conectado -, como se dice, hay muchos caminos que llevan a Roma, y los ajenos te pueden dar muchas pistas para saber llevar mejor el propio.

    Has visto la película “y tú que sabes?” es una americana que habla de muchas cosas de estas, pero sobre todo de que estamos todo el día creando nuestra realidad.. Ahí sale un tema apasionante a mi parecer, el de los cristales del agua por el científico japonés Masaru Emoto, creo que es (vuelvo a oriente, se ve que me lo despiertas mucho, porque de verdad que tampoco es que sea yo tan de esos temas, pero dos días viendo tu blog y me salen siempre! aunque sí, el I-Ching es una maravilla como te contaba en otro comentario, y sirve como oráculo también).

    Por dónde iba? Ah, sí, el agua, ver qué dibujos hacen los cristales de agua destilada sometidas a diferentes situaciones o con diferentes palabras escritas en el vaso. Igual ya lo conoces, pero si no, es precioso el asunto y me da igual repetirlo.

    Bueno, seguimos en contacto pues, que todo esto es nutrición para mi parte matemática/científica/filosófica. Esto también nutre mis dibujos aunque luego no lo parezca, sabes? jhajhajhajah! Un beso y grazie!

  1. Pingback: Fin de ciclo: hasta siempre « Rojo Transitorio

A %d blogueros les gusta esto: