De mares y lágrimas

Sintiendo el mar

Sintiendo el hormigueo del mar

Te me acercas
contándome al oído milagros
de miles de leyendas
que quedaron entre tus aguas.

Me salpicas
con espumas inundadas de misterios
de otros tiempos y distancias,
con lamentos de promesas
que perdieron sus palabras
en tus bajamares intensos…

Y yo me acerco y te salpico
sabiéndome tan pequeño,
tan desconsoladamente chico,
tan solo entre mis gentes cotidianas,
que me apabullan tus mareas,
tus olas y tus resacas.

A veces me respondes…
Pero de continuo callas y resbalas
en las arenas de mi playa
que esperan impacientes tus respuestas.

Fuente: Poema #1 de diez poemas del mar por Luis E. Prieto

¡Los suspiros son aire y van al aire!
¡Las lágrimas son agua y van al mar!
Dime, mujer, cuando el amor se olvida
¿sabes tú adónde va? (Gustavo Adolfo Bécquer)

La marea me dejó cangrejos salados, agujas de hielo y un libro en blanco.

votar

Acerca de xavier

No hay nada nuevo bajo el sol

Publicado el abril 9, 2012 en Reseñas y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. uffffffff.. que decirte.. has plasmado totalmente lo que son las gotas de mar xavier… que si están contentas se alborotan toda y refrescan pero si están moñas se ausentan y parecen estar secas….

    llevo un día moñas… acabo de ingresar a mi padre.. lleva mal un año y medio , estoy acostumbrada asi que no es por preocupar pero si aclarar que se me vea un tanto “rara” pero siempre es una intranquiliad, unido a que empiezo a trabajar mañana, asi que hoy tampoco refrescaré mucho simplmente leeré… te leo y te veo y consultaré… ese guerrero de la luz que algunos buscamos dentro en cada uno de estos momentos….

    el mar siempre es recogimiento y respeto,

    que decir de cada palabra tuya que siempre llega tan dentro niño…

    un beso xavier

    • espero que tu padre se mejore… llevar mal tanto tiempo es duro, para el enfermo y para los que le rodean… lo se por experiencia

      estas bellas palabras sobre el mar y las mareas son prestadas… el mar, como apuntas, es recogimiento y respeto, somos algo demasiado pequeño en comparación…sólo podemos disfrutar de su llorar en la orilla

      muchos muchos ánimos y besos gOtaSmaR

  2. Magníficas entradas, profundas y por su puesto que con mucho gusto las puedo leer 🙂 Saludos 😉


  3. Me gustan la lluvia cuando cae al mar. Son las lágrimas del dolor, del anhelo, de la desesperación de las tormentas sin golpe en su descendimiento.

    Aunque ya pasado te dejo mi primer contacto con la marea y la arena: https://lalluviamarilla.wordpress.com/2011/04/06/primer-contacto/
    Eran otros tiempos, otras aguas, otras lágrimas.

    • curiosamente estuve de vacaciones en el Delta del Ebro… disfrutando la mezcla del agua dulce de río y de la salada del mar, todo ello templado por dulces lágrimas de tormentosas lluvias…

      …ya conocía tu primer contacto 🙂

      te debo el descubrimiento de los Vetusta, gran grupo, con canciones de aquellas que te llegan al fondo, que marcan una vida…

      Abrazos P.

  4. El mar es un veneno que no tiene antídoto, ni siquiera el influjo de las estaciones favorecen que tal incorpórea sustancia disminuya en nuestro torrente sanguíneo…
    Quizá nuestras salobres lágrimas estén dotadas de un mágico poder medicinal, por unos instantes, su mera presencia basta para curar los efectos combatiendo con sal la sal y con agua el agua…
    Me encanta Xavier, bsos

    • el mar veneno y antídoto… desesperanza y esperanza.. torrente y calma… es todo y sus contrarios… somos un recuerdo del mar… el mar nos escuece y nos cura

      encantadoras tus palabras (como siempre)

      bsos, laikeva

A %d blogueros les gusta esto: