Mudanzas

Cajas de mudanza

Cajas... de mudanza

En ciertas tradiciones mágicas,
los discípulos dedican un día al año o un fin de semana,
si fuese necesario, a entrar en contacto con los objetos de su casa.

Tocan cada cosa y preguntan en voz alta:
—¿Realmente necesito esto?
Cogen los libros de la estantería:
—¿Volveré a leer este libro algún día?
Miran los recuerdos que guardaron:
—¿Aún considero importante el momento que este objeto me hace recordar?
Abren todos los armarios:
—¿Cuánto tiempo hace que tengo esto y no lo he usado? ¿Lo voy a necesitar?

Dice el maestro:

Las cosas tienen energía propia.
Cuando no se utilizan, acaban por transformarse en agua estancada dentro de casa,
un buen lugar para mosquitos y podredumbre.
Es preciso estar atento, dejar que la energía fluya libremente.
Si conservas lo que es viejo,
lo nuevo no tiene espacio para manifestarse.

Extracto de Maktub (Paulo Coelho)

Ligero equipaje

Últimamente me he acostumbrado a vivir de un sitio para otro, una semana aquí, otra allá. Transportando poco equipaje. Lo justo de ropa y calzado, unos cuantos libros y apuntes… y mi preciado MacBook (aquello que me mantiene enganchado a la red de redes). La verdad es que moverte con poco lastre te libera de cargas mentales, te permite concentrarte en lo esencial de la vida. Aprendes que viajar ligero de equipaje es un valor en sí mismo.

Mudanzas

Y ahora ha llegado el momento de la mudanza, ahora toca seleccionar que objetos mudar de una antigua vivienda. Aplicaré los principios que apunta arriba el maestro… aunque ya puedo asegurar que me voy a desprender de casi todo… excepto de aquellos objetos que sirvan de soporte a las diferentes formas del Arte y de la Ciencia.

A estos les tengo demasiado apego… aunque quizás no sea bueno tanto apego a unos simples objetos, por mucho Arte o Ciencia que contengan. El día que la muerte nos llame por nuestro nombre, tendremos que partir y seleccionar lo mínimo: algo que sea ligero equipaje para tan largo viaje.

Un viaje es una nueva vida, con un nacimiento, un crecimiento y una muerte, que nos es ofrecida en el interior de la otra. Aprovechémoslo. (Paul Morand)

Que tinguem sort de Lluis Llach, con sus letras

votar

Acerca de xavier

No hay nada nuevo bajo el sol

Publicado el marzo 8, 2012 en Reseñas y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 6 comentarios.


  1. Es tiempo de desempolvar la memoria de toda una vida, o quizás menos, media.
    Es tiempo de reformas materiales y espirituales.
    Es tiempo de viajes ligeros de equipaje. De esta forma se explora mejor.

    Que teñas sorte 🙂

    • Gracias 🙂

      mirar de nuevo antiguos recuerdos: fotos, escritos, vinilos, CDs, DVDs, libros, cómics…

      son curiosos los mecanismos de la melancolía… te consiguen anudar el corazón y no sabes muy bien porqué… pero aprietan con fuerza, con una presión casi infinita

  2. Mi filosofía de vida es pensar solo… estoy de paso… así no almaceno ni cargo cosas que no puedo almacenar, ni cargar… pero siempre es entretenido y nostálgico volver a hojear esa revista que se guardo, el álbum de fotos… o ese peluche que alguien te regalo… son cosas que escriben la vida…

    • Tu filosofía es la mejor filosofía…

      pensar que estamos de paso en esta vida nos permite encararla con una perspectiva diferente…

      y las cargas nos mantienen pegados al suelo… nos impiden volar 🙂

      pero siempre es inevitable algo de nostalgia o melancolía… el apego a los recuerdos o a los objetos que los evocan es difícil de evitar

  1. Pingback: Besar con los ojos « Rojo Transitorio

  2. Pingback: Fin de ciclo: hasta siempre « Rojo Transitorio

A %d blogueros les gusta esto: