El sistema de sonido… en colores

There shouldn’t be this ring of silence,
But what, are the options?
When someone great is gone.
(Extracto de “Someone great”, LCD Soundsystem)

LCD Soundsystem

LCD Soundsystem son los culpables de una parte de mi incipiente sordera… Por querer ver de cerca a James Murphy y su banda en uno de sus conciertos del 2007 en Barcelona, tuvimos que ponernos en primera fila, en un lateral, justo delante de una estruendosa columna de altavoces que hacían retumbar nuestros corazones. En aquel concierto presentaban su espectacular album Sound of Silver.

Está claro que todo en esta vida tiene un precio, y perder unas cuantas células sensoriales auditivas es poco precio comparado con la alegría que dimos aquella noche a nuestro corazón. Se estremeció doblemente: por el atronador sonido y por el estallido de energía producido por las notas que transportaba semejante sonido.

Cuando la música es, a la vez, brutal y delicada, cuando los ritmos y las armonías que contiene son un envoltorio para el baile, se convierte en el medio para la obra de los geniales LCD Soundsystem. Y si además la disfrutas en vivo, la experiencia es imborrable.

Las sombras que nos acompañan

El video adjunto corresponde al tema Someone great, uno de los mayores exponentes de Sound of Silver. En éste aparece la silueta de una sombra, una sombra que deambula por la vida, al parecer, sin una clara conciencia de la luminosa esencia que habita en su interior. Probablemente la perdió entre lamentos propios/ajenos y heridas mal curadas.

A veces, nos acompañan sombras en nuestra vida, pueden ser sombras alienas, antiguas, bien delimitadas y conocidas. En otras ocasiones son sombras interiores, arcaicas, borrosas, demasiado silenciosas. Sean de un tipo u otro, tenemos que abrazarlas y dejarlas ir…

Abrazarlas es realmente importante porque si las abrazamos bien fuerte, con todo nuestro espíritu, podremos demostrarles la luminosidad que radica en su interior, podremos devolverles su luz perdida, renovar su claridad.

Tú no ves lo que eres, sino su sombra (Rabindranath Tagore)

Mantén tu rostro hacia la luz del sol y no verás la sombra. (Helen Adams Keller)

Dancing shadow

LCD Soundsystem, al servicio del baile

votar

Acerca de xavier

No hay nada nuevo bajo el sol

Publicado el enero 30, 2012 en Reseñas y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.


  1. Todavía se me ponen los pelos de punta al recordar el último concierto al que asistí hace algo menos de dos meses en Madrid. Y es que inhalar la música en directo, sea el estilo que sea (cada uno en su medida) es uno de los mayores placeres de la vida.

    Las sombras nos acompañan a diario, y como todo las hay buenas y malas. Por una lado está nuestra propia penumbra, esa que nos ciega el destello emocional y nos hace añicos, y por otro la de aquellas personas que cuidan nuestros pasos y nos iluminan el camino.

    • totalmente de acuerdo!!! el objetivo final de la música es, como bien dices, ser INHALADA por todos los sentidos de nuestro cuerpo y ser COMPARTIDA con el resto de oyentes… y eso sólo ocurre en un concierto en directo 🙂

      ah!… y no se puede “lanzar la piedra y esconder la mano” 😉

      en referencia a las sombras… no creo que hayan malas sombras… prefiero verlas como caminos (ajenos o propios, exteriores o interiores) que debemos abandonar porque ya nos dieron todo lo que podían darnos. Nosotros decidimos como abandonarlos: con agradecimiento o con resentimiento. El agradecimiento esclarece… El resentimiento oscurece.


  2. ¿La piedra es el grupo en cuestión? Creo que sí 😀
    Vetusta Morla, una de mis inhalaciones preferidas (una maravilla).

    “y al respirar propongo ser quien ponga el aire,
    que al inhalar me traiga el mundo de esta parte”

    http://lalluviamarilla.wordpress.com/2011/01/03/311/

  1. Pingback: Fin de ciclo: hasta siempre « Rojo Transitorio

A %d blogueros les gusta esto: