El libro de los Mapas Mentales

El libro de los Mapas Mentales

El libro de los Mapas Mentales

La obra pionera de una revolución

Deberíamos reconocer que este libro (escrito por Tony Buzan junto con su hermano Barry) quizás no sea un prodigio de claridad expositiva, pero es el primero, el fundador, el que marcó el camino, allá por el año 1993, de una revolución en la forma de entender y explotar el infinito potencial de nuestro cerebro. Y por ello tiene un valor incalculable: el valor del pionero.

Esta obra puede ser calificada, por tanto, como revolucionaría. Personalmente, creo que es una de las obras más relevantes con las que me haya topado jamás. Comparto por completo la siguiente opinión de otro lector sobre el impacto derivado del uso de los mapas mentales:

Es como si toda mi vida hubiera conducido con el parabrisas sucio y de repente el mapa mental me lo hubiera despejado.

Para definir el concepto de Mapa Mental, nada mejor que acudir a la propia sinopsis del libro:

El trazado de Mapas Mentales es un método de análisis sencillo y revolucionario que permite utilizar al máximo todas las capacidades de la mente. Trazar un mapa mental es dibujar un organigrama que va recogiendo, mediante colores, formas y dibujos, todos los puntos importantes de un tema, e indica gráficamente sus distintas relaciones, imitando así la forma en que el cerebro procesa la información y que constituye nuestra manera natural de “pensar”.

Y como una imagen vale más que mil palabras, aquí tenéis una mapa mental que explica como ser feliz:

Mapa Mental para ser feliz

Mapa Mental para ser feliz

Estamos, por tanto, hablando de una forma de expresar (o, puesto que hablamos de mapas, cartografiar) las ideas propias y ajenas, de forma que se adecuen a la forma en que son generadas/procesadas por nuestro propio cerebro. Y eso conlleva grandes, tremendas ventajas.

Los mapas mentales son tan beneficiosos para nuestro cerebro básicamente porque sacan todo el partido a nuestra forma de pensar.

La naturaleza de nuestro cerebro

Nuestro cerebro es un portento sin limites

Todos nosotros hemos oído aquel tópico: “sólo utilizamos una mínima parte de nuestro cerebro”. Al parecer, es del todo cierta: en el cerebro humano hay un diez mil millones de neuronas y el orden de magnitud de la conectividad entre cada una de ellas y el resto sería de un uno seguido de 28 ceros. Si empezamos a multiplicar, la cifra resultante sería mayor que el número de átomos existentes en el universo conocido.

Pero lo más importante es que todo ese potencial infinito no tiene límite excepto aquel infringido por nuestros propios (y restrictivos) prejuicios. Si los eliminamos y ponemos a disposición de nuestro cerebro los medios adecuados para su crecimiento ¡el límite podría desaparecer por completo!

Conectividad ilimitada

Conectividad ilimitada

Nuestro cerebro es único e irrepetible

Esta premisa puede parecer algo osada (de hecho, incluso peligrosa para las tendencias uniformizantes que corren hoy en día) pero tan sólo hay que hacer un sencillo ejercicio de brainstorming que proponen los autores para darse cuenta de que en realidad es así.

Se trata de, elegir un tema, por ejemplo, la felicidad, y colocarlo en el centro del mapa mental. Añadir unas cuantas ramas (sólo un nivel) con el objetivo de colocar sobre ellas las primeras y más espontáneas ideas vinculadas al concepto de felicidad.

Hacer este ejercicio junto con otra persona. Evidentemente no se permite copiar. Cuando ambos hayáis acabado de rellenarlo, comparad el resultado. ¿Cuantos conceptos o ideas hay en común? ¡Sorpresa, comprobaréis que es difícil que encontréis más de una! Probad con otros conceptos de cualquier tipo y ¡veréis que el resultado se repite!

Yo hice el ejercicio con mi hijo, respecto a una película que acabábamos de visionar, y pude comprobarlo de forma fehaciente. ¡Prácticamente no habían conceptos o ideas similares!

Este simple ejercicio, nos hace reflexionar acerca de la unicidad e irrepetibilidad de lo que pensamos cada uno de nosotros. También nos enseña a ser más flexibles y abiertos respecto a lo que piensan los demás. ¿Por qué debería coincidir con lo que pensamos nosotros? De hecho, nuestra propia naturaleza refuerza que no sea así. Asimismo nos alecciona acerca de que la variedad es riqueza.

Una plantilla para la felicidad

Una plantilla para la felicidad

Tres claves: la sinergia, el énfasis y la asociación

El poder de la sinergia

La sinergia es un concepto muy importante para comprender el potencial positivo (y en ocasiones desgraciadamente negativo) de nuestro cerebro.

Una sinergia (del griego συνεργία, «cooperación») es el resultado de la acción conjunta de dos o más causas, pero caracterizado por tener un efecto superior al que resulta de la simple suma de dichas causas. (Definición en la Wikipedia)

En otras palabras, el todo es mayor que la suma de las partes. Pero además con una gran diferencia: donde antes sumábamos, gracias a la sinergia de las funciones cerebrales, ahora podemos (como mínimo) multiplicar.

Si analizamos con detenimiento el mapa mental “para ser feliz” de arriba, comprobaremos que, tal como vamos integrando en nuestro pensamiento cada una de sus partes, nuestro propio pensamiento va añadiendo más y más nuevas ideas derivadas. El resultado final será mucho mayor que la simple suma de las ideas del autor y las propias. Ambas se refuerzan mutuamente de forma admirable ¡y en todos los aspectos!

Sinergia = Cooperacion

Sinergia = Cooperacion

Los pensamientos son irradiantes: la asociación

Por la propia estructura interna de uno de los elementos constituyentes de nuestra corteza cerebral, la neurona, la asociación resulta ser algo innato al propio pensamiento. Cada neurona se encuentra conectada con muchas otras y además algunos de esos ‘puentes’ de conexión son preponderantes sobre otros.

Volviendo al mapa mental “para ser feliz”, es obvio que existe un concepto central a partir del cual irradian un conjunto de ideas asociadas, las cuales, a su vez, generan otros niveles de asociación. Y así, podríamos seguir hasta el infinito.

La increíble red neuronal

La increíble red neuronal

Los pensamientos siguen los caminos más trillados: el énfasis

¿Os habéis fijado alguna vez en un sendero de montaña? ¿Qué es lo que lo mantiene allí? Simplemente el paso reiterado de las personas que lo circundan. ¿Que pasaría si se dejara de circundar? Pues que, con el tiempo, la naturaleza volvería a ganar el terreno perdido: el sendero iría perdiendo su condición de camino.

Lo mismo ocurre (otra vez, por la misma estructura neuronal de la corteza cerebral) con nuestros pensamientos. Volviendo al mapa “para ser feliz”, haced el ejercicio de repasarlo a conciencia un par de veces al día (mañana y noche) durante una semana. ¡Acabaréis memorizando y absorbiendo todas sus implicaciones de forma asombrosa!

Por consiguiente, y esto es de la mayor importancia, la repetición en si misma incrementa la probabilidad de repetición. Dicho de otra manera, cuanto mayor sea la frecuencia con la que se produce un “hecho mental”, más probable será que vuelva a suceder. (Extracto del Libro de los Mapas Mentales)

El camino más trillado

El camino más trillado

Somos lo que pensamos

Seguramente ya habréis notado que, tal como ibais digiriendo el mapa mental “para ser feliz”, vuestro cuerpo se iba sintiendo mejor. El “buen rollo” de ese mapa mental acaba afectando al estado de vuestro pensamiento y, sin duda, también a las sensaciones de vuestro cuerpo. Mente y cuerpo están mucho más relacionados (de una forma sinérgica) de lo que podamos creer.

Imaginad que se tratara de un mapa mental acerca de las calamidades y desgracias del mundo. Por poner un ejemplo: la cartografía mental de la mayoría de los noticiarios de televisión. ¿Cuál creéis que sería la reacción generada por vuestra mente? Miedo, indecisión, indiferencia, inflexibilidad y negativismo. En una palabra: vuestro cuerpo sufriría una pequeña dosis de estrés derivado de los pensamientos generados.

El camino del cuerpo y de la mente

El camino del cuerpo y de la mente

Las habilidades de nuestro cerebro

Aunque cada hemisferio es dominante en ciertas actividades, los dos están básicamente capacitados en todas las áreas y, de hecho, las habilidades mentales identificadas se hallan distribuidas por toda la corteza. (Extracto del Libro de los Mapas Mentales)

Esto tiraría por tierra algunos famosos tópicos:

– que si somos más de Artes o de Ciencias
– que si prevalece más la parte masculina o la femenina
– que si predomina más el Yin o el Yang

Podemos tener una cierta ventaja congénita en algunas de estas áreas, pero podemos desarrollar el resto (aquellas en las que no estamos tan fuertes) apelando a la poderosa sinergia entre todas y cada una de ellas.

El lado derecho

Las habilidades dominantes en el hemisferio derecho son:

Ritmo: el ritmo puede ser tanto visual como melódico.
Percepción espacial: la capacidad para la orientación en el espacio.
Gestalt: tendencia a la terminación de una estructura global a partir de una parte local.
Imaginación: facultad de la mente de representar las imágenes de las cosas reales o ideales.
Ensoñación: vivir sueños mientras se está despierto.
Color: las imágenes suelen estar repletas de colores y por ello son tan atractivas para nuestro cerebro
Dimensión: Longitud, extensión o volumen de una línea, una superficie o un cuerpo respectivamente.

El lado izquierdo

Las habilidades dominantes en el hemisferio izquierdo son:

Palabras: instrumentos que nos permiten fijar los conceptos para su intercambio.
Lógica: facultad que aglomera ciertas leyes, modos y formas de nuestro razonamiento.
Números: útiles que nos permiten abstraer cierta cantidad de elementos.
Secuencia: capacidad para poner orden entre una serie de cosas que guardan relación.
Linealidad: secuencia en una única dimensión de tipo conceptual.
Análisis: facultad que permite el reconocimiento de pautas y su procesamiento.
Listas: aquello que ahora mismo te encuentras leyendo.

Funciones por hemisferios

Funciones por hemisferios

La sinergia entre ambos lados y los grandes cerebros

Tony Buzan, autor del libro que nos centra y científico dedicado al análisis del cerebro, decidió un día hacer un estudio para averiguar que personaje de la humanidad podía ser considerado como el más brillante de acuerdo a ciertos parámetros entre los cuales se encontraban, como no, un vasto y amplio uso de todas las habilidades listadas previamente. El resultado fue: Leonardo Da Vinci.

Leonardo fue uno de los más grandes polímatas de todos los tiempos: anatomista, arquitecto, artista, botánico, científico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, músico, pintor, poeta y urbanista… Y en cada una de estas facetas, sus capacidades asombraron a sus contemporáneos. Y todavía nos asombran.

Posiblemente no haya habido (ni habrá) en la historia de la humanidad un hombre con una mente tan radiante. ¿Cuál fue su secreto? Posiblemente haber nacido en una época (el Renacimiento) en la cual la especialización no era un requerimiento para el éxito y utilizar la increíble e infinita sinergía entre ambos lados de su cerebro. Fijémonos en cuatro de sus principios para el cultivo de una mente completa:

1. Estudia la ciencia del arte.
2. Estudia el arte de la ciencia.
3. Cultiva tus sentidos, en especial el de aprender a ver.
4. Comprende que todas las cosas se interconectan.

Por tanto, su secreto fue aplicar tenacidad y pura sinergia entre todas las funciones cerebrales. Tan solo hemos de revisar sus obras (y especialmente las notas acerca de ellas) para darnos cuenta de que Leonardo ya poseía las claves de la cartografía mental. Y si revisamos la obra y las notas de otros grandes cerebros de la humanidad encontraremos el mismo patrón.

El gran Leonardo

El gran Leonardo

La falta de sinergia ¿una precondición para el fracaso escolar?

El sistema educativo actual debería ser clave para permitirnos aprender los conocimientos y las técnicas que nos permitan desenvolvernos correctamente en un mundo cada vez más complejo. Y en ese aspecto, funciona más o menos. Pero aun más importante sería que nos enseñara a desarrollar ciertos aspectos claves:

– como organizarnos para ser más eficaces
– como aprender a aprender
– como explotar nuestra ilimitada creatividad

Y en estas áreas falla estrepitosamente. El primer punto ya fue analizado en otro artículo. Los otros dos pueden ser ampliamente desarrollados a través de la cartografía mental.

¿Cómo toman o crean notas los alumnos? Las notas de los alumnos son un claro ejemplo de cierta preponderancia de las cualidades del lado izquierdo de nuestro cerebro: uniformidad, palabras, secuencia, linealidad, listas… En general se encuentran ausentes el color, las imágenes, la percepción espacial, la dimensión y el ritmo visual. Es decir, todas aquellas cualidades que son significativas para el lado derecho de nuestro cerebro.

Por tanto, las propias notas de los que tratan de aprender son un claro ejemplo de falta de sinergia entre ambos lados del cerebro. No es de extrañar que muchos estudiantes se aburran y desconecten: el resultado es, en demasiados casos, el fracaso escolar. Además de un desaprovechamiento general de la enorme capacidad de nuestro cerebro. Pero ¿alguien nos ha enseñado a tomar/crear notas divertidas, peculiares, creativas, fáciles de evocar, organizadas…? La respuesta es NO.

El bajo rendimiento escolar

El bajo rendimiento escolar

Las funciones de nuestro cerebro

Hasta ahora hemos hecho referencia a las características de nuestro cerebro. Ahora pasaremos a centrarnos en sus funciones: aquello para lo que ha sido diseñado.

Recepción: los sentidos

Los sentidos (gusto, olfato, tacto, oído y vista) nos permiten recibir toda una gama de percepciones sensoriales y son el inicio para una cadena de funciones altamente correlacionadas: recibir, retener, analizar y emitir.

Retención: la memoria

Podríamos diferenciar entre la retentiva (almacenaje) y el recuerdo (extracción). Si estamos motivados/concentrados en aquello que debe ser aprendido, la retentiva será de alta calidad.

Análisis: el aprendizaje

El aprendizaje nos permite reconocer pautas, así como transformar aquella información en otra forma o estadio para una reutilización más eficiente.

Emisión: la comunicación y la creatividad

La comunicación (en cualquier forma) y el acto creativo (incluso de pensamiento) conforman la función de emisión.

Control: mens sana in corpore sano

Controlar las funciones mentales y físicas es una de las principales funciones del cerebro. Si la mente se encuentra sana (relajada, decidida, comprometida, flexible y positiva) nuestro cuerpo mejorará sinérgicamente. Igualmente, si el cuerpo se encuentra sano (en forma y bien alimentado) la mente mejorará sinérgicamente. La sinergia entre ambos es un pilar fundamental para una visión holística y vigorosa del ser humano.

Las funciones cerebrales

Las funciones cerebrales

Principios y finalidad de los mapas mentales

Hasta aquí hemos analizado las características y las funciones del cerebro. Ahora cambiamos el foco a las características y las funciones de los mapas mentales. A partir de la comparación, seremos capaces de captar las profundas similitudes conceptuales entre ambos y, por consiguiente, el beneficio derivado del uso de los mapas mentales. Por ello, enumeraremos los objetivos básicos de los mapa mentales:

– Reforzar, valga la redundancia, el énfasis.
– Proporcionar un reflejo para la forma de pensamiento radiante y asociativa.
– Aprovechar al máximo todas las habilidades cerebrales y sus sinergias.

Principios de un Mapa Mental

Principios de un Mapa Mental

Las propiedades de los mapas mentales

Características básicas

Tal como ya hemos visto anteriormente, cualquier técnica o metodología que desee aprovechar la sinergia, el énfasis y la asociación (tanto para la función mnemotécnica/creativa del cerebro como para la analítica) debería hacer uso de los siguientes elementos.

Imagenes

Las imágenes son poderosos instrumentos para activar la sinergia, el énfasis y la asociación. Nuestra capacidad para memorizar imágenes es tremendamente superior a la de memorizar palabras. Además, ya se sabe: una imagen vale más que mil palabras.

Lenguaje y número

Las palabras y los números son excelentes para representar todas las ideas que no alcancen a representar las imágenes.

Lógica

Un mapa mental hace uso de la lógica a través de la utilización de la jerarquía (una forma de asociación que permite el reconocimiento de pautas) y las IOB (Ideas Ordenadoras Básicas). Por ejemplo, en el mapa mental “para ser feliz”, las Ideas Ordenadoras Básicas representan el primer nivel de asociación y son: amando, vive, respetando, no, aléjate, haciendo. En el mapa mental de abajo “How to Mind Map” las Ideas Ordenadoras Básicas son: Paper, Use, Lines, Style, Structure.

Ritmo y percepción espacial

Un mapa mental utiliza tanto el ritmo visual de su naturaleza como las dos dimensiones del papel (apaisado) para sacarles todo el provecho.

Color

El color, al igual que las imágenes, es un potente mecanismo para activar nuestra retentiva.

Leyes básicas del Mapa Mental

Leyes básicas del Mapa Mental

Como es evidente, un (buen) mapa mental hace uso de todos estos elementos.

Como abordar la curva de aprendizaje

El mapa mental anterior “How to Mind Map” describe perfectamente las leyes básicas de la cartografía mental. Pero la cartografía mental es también un medio para expresar la creatividad. Por consiguiente, nuestra propia creatividad podría (debería?) modificar las leyes básicas para adaptarlas según su tendencia natural.

Por esta razón, el autor propone aplicar las siguientes tres reglas a la hora de afrontar (como neófito) la curva de aprendizaje de los mapas mentales:

Aceptar (obedecer): en un inicio, aceptar las leyes propuestas, sin más.
Aplicar (cooperar): en una fase intermedia, aplicar todo lo aprendido, en tus propios mapas mentales hasta haber creado, como mínimo, unos cien.
Adaptar (discrepar): una vez ya se domine la técnica al completo, se puede adaptar según dicte la propia creatividad.

He colocado adyacente (en paréntesis) las instrucciones básicas que, en ciertas tradiciones orientales, un maestro transmite a su alumno en correspondencia a los tres estadios de aprendizaje que supuestamente todo alumno debe atravesar. Estas sencillas instrucciones no deberían ser olvidadas nunca por ningún alumno.

Rienda suelta a la creatividad

Rienda suelta a la creatividad

La función de los mapas mentales

Mnemotécnica/Creativa

Los procesos de la memoria y de la creatividad son prácticamente idénticos, como dos caras de una misma moneda. Cuando se potencia la creatividad, se fortalece de forma automática la memoria. Y si se potencia la memoria, se fortalece igualmente la creatividad. Existe, por tanto, un poderoso componente sinérgico entre ambos. De hecho, la única diferencia entre los dos sería su finalidad: la memoria nos ayuda a recrear el pasado en el presente mientras que la creatividad nos permite proyectar el presente en el futuro. El mapa mental, por consiguiente, permite reforzar tanto la memoria como la creatividad.

La insondable y sabia mitología griega ya disponía de un claro conocimiento de este principio. Zeus, representación de la energía y el poder, tuvo entre sus incontables amantes a Mnemosine, la diosa de la memoria. Como fruto de su unión, aparecieron en el mundo nueve Musas. Estas Musas fueron la representación de las nueve Artes clásicas: Erato, Calliope, Euterpe, Polyhymnia, Thalia, Melpomene, Urania, Clio y Terpsichore. Es decir, el fruto de la energía y la memoria es la creatividad. Sin duda, una esplendida metáfora y un prodigioso fruto.

Mnemosine: la clave para la creatividad

Mnemosine: la clave para la creatividad

Creatividad individual y en grupo

El brainstorming (tormenta de ideas) y el mapa mental están hechos el uno para el otro. La cartografía mental es un importante medio de canalización de este proceso inherentemente creativo. Coloquemos una imagen o un dibujo evocador en el centro del mapa mental, unas cuantas ramificaciones abiertas para que nuestra mente busque completar la estructura no completada (gestalt)… y dejemos que nuestra creatividad comience a generar asociaciones espontáneas. Los resultados suelen ser asombrosos cuando rompemos ciertos bloqueos mentales inherentes a la falta de costumbre.

Si en lugar de aplicar el proceso de brainstorming individualmente, lo hacemos en grupo (sumando el resultado de los brainstorming individuales según un proceso iterativo y bien definido en este libro) obtenemos una creatividad multiplicada (en lugar de sumada) por todos los componentes del grupo. Otra vez la sinergia entre cerebros vuelve a ser el factor clave para la obtención de unos impresionantes resultados para la inventiva.

Analítica y conversacional

Recordemos que el análisis nos permite reconocer pautas, así como transformar aquella información en otra forma (o estadio) para una reutilización más eficiente. Entre las funciones analíticas más comunes de los mapas mentales se encuentran:

Tomar decisiones

Supongamos que tenemos un problema que necesita una decisión en relación a ciertas opciones disponibles. Si colocamos todos las ideas relacionadas con las diferentes opciones en un mapa mental y consideramos que cada una de ellas puede ser representada por cierto valor numérico ponderado, entonces la solución a nuestro problema puede ser tan fácil como sumar los valores de cada opción. Aquella opción con un valor más grande sería la correcta.

Organizar las ideas propias (note-making)

El mapa mental es una gran herramienta para organizar toda la información que disponemos sobre cualquier tema objeto de análisis.

A través de diversas iteraciones (donde cada nuevo mapa mental se acerca cada vez más al modelo deseado) podemos ir creando una jerarquía de asociaciones (cada una de ellas etiquetada con la Idea Ordenadora más conveniente) que nos permita categorizar nuestras ideas, a la vez que reflejar, tanto nuestra comprensión previa sobre el tema (memoria) como nuevas formas de comprensión (creatividad).

Organizar las ideas expuestas por otros (note-taking)

Las ideas de los otros pueden ser expuestas a través de diversos vehículos: clases, charlas, conferencias (si se trasmiten oralmente) libros, artículos (por escrito). En cualquier caso, necesitamos poner orden y concierto en la exposición de las ideas presentadas. Ese proceso de análisis puede ser realizado perfectamente con un mapa mental.

En este caso, el sinérgico mapa mental sustituye exitosamente a las aburridas notas clásicas. Sólo es cuestión de algo de paciencia para acumular la experiencia necesaria. El cambio de un paradigma lineal (y terriblemente monótono) a otro donde impera el pensamiento irradiante es una transformación como de la noche al día.

Comunicación

Evidentemente el objetivo final de la mayoría de los mapas mentales (excepto aquellos para uso propio) es la comunicación de ideas a los demás. Y éstos se adecuan perfectamente al objetivo de la comunicación pues son un excelente soporte para las ideas que plasman. Además sintetizan los elementos principales en poco espacio y de forma clara, lo cual una presentación clásica no logra ni por asomo.

Algunas aplicaciones prácticas

En la segunda parte de este libro se repasan una variedad de aplicaciones prácticas clasificadas según el ámbito:

Personal: es el primer ámbito en el cual los mapas mentales deberían ganar la batalla.
Familiar: por ejemplo, la creación/narración de cuentos en familia ¡genial si tienes hijos! ¡y una bendición para estimular la imaginación de sus componentes!
Educacional: Su introducción y establecimiento en el actual sistema educativo podría representar un cambio de paradigma respecto a unos caducos y trasnochados conceptos educativos que huelen mal desde ya hace un tiempo.
Profesional y negocios: éstos son dos de los ámbitos donde están teniendo más éxito.

Aplicaciones de los Mapas Mentales

Aplicaciones de los Mapas Mentales

Conclusión

Los mapas mentales deberían ser la punta de lanza de un cambio de paradigma respecto a los procesos de aprendizaje y creación. Nuestro cerebro ha sido diseñado para aprender y crear, así como para tener éxito en todas aquellas tareas que representan un reto para él. Por eso deberíamos poner a su alcance los medios necesarios para saciar su (infinito) apetito (de infinito).

Vosotros mismos podéis comprobar el fruto de mi experiencia con los mapas mentales: este blog que estáis leyendo. Muchas de las entradas de Rojo Transitorio, por no decir todas, son el resultado de la utilización de esta increíble técnica. A mi me ha ayudado mucho a estimular una memoria y una creatividad que creía olvidadas en algún rincón de mi mente. Pero no estaban perdidas, estaban allí, simplemente esperando a que la cartografía mental las destapara.

El analfabeto del futuro ya no será aquel que no sabe leer, sino la persona que no sabe como se aprende a aprender. (Alvin Toffler)

votar

Acerca de xavier

No hay nada nuevo bajo el sol

Publicado el octubre 23, 2011 en Artículos, Reseñas y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. EXCELENTE! tu blog, lleno de filosofia, creatividad, sensibilidad y curiosidades! me siento identificada con todo el contenido!

    A veces dificil de manejar tanto burbujeo dentro de uno!

    Grande lo tuyo por compartirlo!

    Paloma

    • Gracias Paloma!!

      comentarios como el tuyo me animan a continuar burbujeando!!

      … y los mapas mentales son la chispa para desatar infinidad de tormentas cerebrales

  1. Pingback: La creatividad del Tricicle « Rojo Transitorio

  2. Pingback: What the bleep do we know: claves para el enigma cuántico « Rojo Transitorio

  3. Pingback: Las múltiples inteligencias « Rojo Transitorio

  4. Pingback: Getting Things Done (Organízate con eficacia) « Rojo Transitorio

  5. Pingback: Los cuentos del futuro « Rojo Transitorio

  6. Pingback: El pequeño príncipe « Rojo Transitorio

A %d blogueros les gusta esto: