Ecología y consciencia activa

Ecología

La palabra Ecología proviene del griego y viene a significar el conocimiento de nuestra casa. Pero con conocer nuestro hogar no es suficiente, el conocimiento debe implicar una consciencia sobre lo conocido. Y la consciencia es lo que nos permite distinguir entre lo correcto y lo erróneo.

Pero, muy a menudo, las cosas no suelen ser ni blancas ni negras: suelen existir una gama de grises intermedios. El progreso de la humanidad se ha basado siempre en una cierta voracidad sobre los recursos naturales de su entorno. Es hasta cierto punto razonable pensar que sin aquella voracidad no hubiésemos logrado gran parte del bienestar económico/social que tenemos hoy en día en los países desarrollados.

Pero el problema es que nos hemos pasado de frenada. Ahora mismo existe un grave desequilibrio que empieza a ser preocupante. La voracidad desmesurada tiene un precio sobre los recursos naturales y la calidad de nuestra propia vida. Y además implica una factura por pagar que dejamos a generaciones futuras, sin saber como aquellas la van a liquidar.

El video de arriba contiene una clara y contundente explicación del escenario en el que nos encontramos hoy en día. Y creo que el culpable tiene nombre y apellidos: un consumismo desmesurado y una falta de escrúpulos en los medios utilizados con el fin de mantenerlo (otra vez, el fin justifica los medios). La solución pasa por cambiar a un modelo realmente sostenible. Requerirá consciencia, grandes dosis de pedagogía y persistencia (mucha mucha persistencia). Los humanos desgraciadamente somos animales de costumbres difíciles de cambiar.

Consciencia activa

La madre Tierra

La madre Tierra

La Ecologia en su sentido más profundo, más allá del puramente etimológico, no es más que una cosa: respeto por nosotros y por nuestro hogar. Y nuestro hogar no acaba en las paredes de nuestra vivienda. El límite va más allá y abraza todo nuestro planeta.

Por tanto, hemos de pasar a la acción: una consciencia activa requiere trabajar con persistencia para cambiar los modelos que ahora no funcionan. Y los ámbitos de acción son innumerables y abarcan multiples disciplinas: desde la arquitectura hasta la biología, pasando por el ámbito personal.

El hombre que mueve montañas empieza apartando piedrecitas. (Confucio)

En todas ellas se puede (o se debe) realizar un esfuerzo de investigación y desarrollo (no sólo a nivel gubernamental/empresarial, sino también a nivel personal) que nos permita avanzar en busca de la tan deseada sostenibilidad. Todo el mundo tiene derecho al progreso, pero debemos ofrecer los medios para que éste sea admisible.

La naturaleza ha sido benévola con nosotros y hasta ahora, a pesar de nuestra ingratitud, siempre nos ha dado todo lo que necesitábamos para progresar, como una buena madre. Pero todo tiene un límite, e incluso las mejores madres pueden perder la paciencia

La tierra es insultada y ofrece sus flores como respuesta. (Rabindranath Tagore)

Enlaces:

votar

Acerca de xavier

No hay nada nuevo bajo el sol

Publicado el septiembre 30, 2011 en Artículos y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

A %d blogueros les gusta esto: