Saint Etienne: la música celestial



Saint Etienne

Los ángeles caídos

Los británicos Saint Etienne (Pete Wiggs, Sarah Cracknell y Bob Stanley) acababan de estrenar Tiger Bay, según mi gusto, la obra más inspirada de una discografía que ha tocado demasiadas veces el Cielo. Estaban en la gira de presentación de este album (debía correr el año 1994) y a punto de salir al escenario del Studio 54 de Barcelona.

Allí, en primera fila (y practicamente en familia, que tiempos aquellos) estábamos esperándoles unos cuantos seguidores de la banda. Empezó sonando un impresionante instrumental del mismo album, no puedo recordar si era Urban Clearway o Cool Kids of Death. Es igual, nos quedamos helados de la impresión. Aquella noche iba a ser memorable. Y lo fue. Una de las que más en mi larga experiencia de conciertos memorables.

Desde entonces, y si alguna vez cayera en el Reino de Lucifer, se que tengo la clave para escapar del mismo: tan sólo con silbar la melodía de cualquiera de las canciones que sonaron aquella noche, por ejemplo, Hug my Soul, y mi alma/ánima se transladará en un instante al Cielo, si es que éste existe.

Saint Etienne - Tiger Bay

La inspiración de Tiger Bay

Que el cielo exista, aunque nuestro lugar sea el infierno. (Jorge Luis Borges)

votar

Acerca de xavier

No hay nada nuevo bajo el sol

Publicado el septiembre 28, 2011 en Reseñas y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Comentarios desactivados en Saint Etienne: la música celestial.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: