El Arcano 16 del Tarot

La Torre

La Torre

Según el Tarot de Marsella, el arcano mayor que correspondería a mi nombre es el numero XVI: La Torre (también conocido como La Casa de Dios). No se si podemos creer o no en este tipo de coincidencias, pero en este caso el azar ha clavado mi esencia. ¿Casualidad o Causalidad?

Mi vida, hasta ahora, se ha basado en una constante lucha entre la comodidad de la permanencia y el impulso del cambio. Desprenderse de lo superfluo para quedarse con lo esencial produce a menudo un gran temor. A veces te pierdes intentando descubrir nuevas vías. Las luchas internas, como las guerras civiles, acaban destruyendo algo intrínseco de tu ser. Pero algún día acaban. Aun espero la llegada de ese día. Mientras tanto voy construyendo el camino que me llevará a él.

La Torre, la carta 16, representa a Marte, habla sobre la guerra entre las estructuras de mentiras y el relámpago de la verdad. La Torre, ha sido construida sobre conceptos e instituciones que tomamos como reales cuando no lo son. Cuando esta carta aparece se puede esperar el descubrimiento de alguna verdad en forma drástica o una verdad desagradable.

Lo más importante a recordar es que incluso si aparece invertida implica que a partir de la destrucción de una mentira se podrá construir algo nuevo y cierto.

La carta de La Torre, en primer lugar y ante todo, quiere decir que ni las estructuras físicas ni las emocionales que creamos son permanentes ni estables, sino que se pueden desmoronar de forma repentina, con lo que se inician cambios que deseamos evitar.

Los cambios súbitos hacen referencia a la imagen de la torre que se derrumba nos indican que debemos desprendernos de creencias y valores que ya no tienen razón de ser, de una esperanza, de una relación poco provechosa, de una forma de vida antigua.

Los cambios repentinos nos sitúan frente a lo desconocido, nos dejan vía libre para que avancemos en lugar de estancarnos, nos libran de las convenciones sociales e iluminan el camino para que podamos llegar a un nuevo nivel de comprensión respecto a nuestros objetivos en la vida.

El no asumir lo inevitable comporta que afloren los elementos negativos que también son inherentes a La Torre, abatidos por nuestras propias acciones, la vanidad y la incapacidad de cambiar, lo cual obstaculiza nuestro progreso.
(Interpretación de este Arcano según el Tarot)

Acerca de xavier

No hay nada nuevo bajo el sol

Publicado el agosto 29, 2011 en Artículos y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: