Multiplicidad o eficacia


Multiplicity (aquí traducida como Mis dobles, mi mujer y yo) es una divertida comedia dirigida por Harold Ramis en el año 1996.

Tras verla hace ya muchos años, no se porqué, me quedó profundamente grabada en la cabeza la original idea del guión: crear dos clones, colocar uno en el trabajo y colocar al otro con la familia (pareja e hijos) para que el original pueda disponer del tiempo suficiente para (permitirse el lujo de) dedicarse a sus propios proyectos vitales de índole personal. ¡Fantástico, yo también quería tener dos clones!
Al final, en la película, la difícil gestión de los clones (difícil si deseas que nadie se entere) se complica y como no, acaba mal. Pero la idea era buena, al menos en concepto.

En el fondo, supongo que muchos de los que hemos lidiado con una relación de pareja (sobre todo si hay hijos) y una relación laboral, hemos sentido alguna vez que abandonamos algunas de nuestras inquietudes personales, simplemente, por falta de tiempo. Y quizás no debiera ser así.

O sea que, ante este problema, disponemos de dos opciones:

  • o crear dos clones (sólo dos, para evitar problemas)
  • o leer el libro Getting Things Done y llevarlo a la práctica

Éstas serían las opciones…

Cualquier programa o acción conlleva riesgos y costes, pero son mucho menores que los enormes riesgos y costes que provoca la cómoda inactividad. (J.F.Kennedy)

Acerca de xavier

No hay nada nuevo bajo el sol

Publicado el agosto 6, 2011 en Reseñas y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Comentarios desactivados en Multiplicidad o eficacia.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: