Planificación natural

Vamos a tratar de desarrollar un proyecto que consiste en, por ejemplo, escalar una montaña de 3000m. Este ejemplo nos permitirá mostrar como cada uno de nosotros dispone de unas especiales dotes para lo que se denomina planificación natural. Recordemos lo explicado en esta página sobre los principales elementos de cualquier proyecto:

Proyecto Rojo Transitorio

Primero evaluaremos si el proyecto nos motiva lo suficiente, pues este proyecto, como se puede deducir, requiere unos conocimientos y una voluntad considerables (sobre todo, si vivimos a nivel del mar y somos escaladores amateur). Si en el pasado ya hubiéramos escalado alguna montaña, podríamos recordar que nos encantó la sensación de plenitud derivada de la visión desde la cima de la misma. Por tanto, seleccionaríamos alguna montaña cercana y seguiríamos adelante: tenemos claro el objetivo y nos creemos capaces de conseguirlo.

¿Cuales son las características y las habilidades personales que valoraré para este proyecto? En este caso, podríamos enumerar unos cuantos: forma física, curiosidad, persistencia… Valoraremos el nivel de las mismas para saber si son suficientes o si tenemos que hacer algo al respecto. A lo mejor tenemos que apuntarnos a un gimnasio para mejorar nuestra forma física.

¿Que sabiduría tenemos sobre el tema en cuestión? En este caso, la experiencia y los conocimientos previos son muy importantes: Si ya hemos realizado previamente una o varias escaladas, la información rescatada de nuestra memoria tendrá mucho valor dado que nos permitirá clarificar todo lo imprescindible. Si no hemos realizado nunca una escalada, tendremos que documentarnos, comprar un libro de iniciación a la escalada, preguntar a algún amigo con más experiencia, apuntarnos a un centro excursionista…

¿Que herramientas nos harán falta? Quizás tengamos que comprar o recuperar algunos materiales: un mapa de la zona, una mochila, una cantimplora, alimentos, calzado y vestido apropiados, unas gafas de sol, una gorra, unos palos de trecking…

Y me olvidaba… algo tan o más importante que todo lo anterior : un plan para la escalada que prevea si la haremos solos o acompañados, cuando la vamos a hacer (fechas y horarios), como nos desplazaremos hasta la base de la montaña, por que vía subiremos (con alternativas) y que haremos en caso de que surjan imprevistos.

Si hemos sido capaces de gestionar con detalle todo lo anterior, con gran probabilidad, conseguiremos el éxito en nuestra proyecto.

objetivo logrado

Acerca de xavier

No hay nada nuevo bajo el sol

Publicado el julio 13, 2011 en Artículos y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Comentarios desactivados en Planificación natural.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: