Dejame entrar – Tomas Alfredson

https://rojotransitorio.files.wordpress.com/2010/04/dejameentrar.jpg

https://rojotransitorio.files.wordpress.com/2009/06/4-estrellas.jpgEste ha sido uno de los pocos casos en que, después de ver la película, he acabado leyendo el libro que fue origen de la misma. Normalmente el proceso sigue la dirección contraria, es decir, de la lectura del libro al visionado del film (casi siempre con un resultado más bien desalentador) Pero este caso puede catalogarse como excepcional: sí que creo que el film de Tomas Alfredson queda por encima de la novela de John Ajvide Lindqvist. El éxito en nuestro país fue primero para el film, gracias sobre todo al boca a boca (la promoción fue prácticamente nula). A raiz de este éxito, mucha gente (yo incluido) acabó comprando el libro que, lo que ya es muy significativo, mostraba la carátula de la película en la portada.

Y es que el libro, como casi siempre, nos entrega una visión mucho más amplia y profunda de la historia. La película, por el hecho de disponer de un tiempo limitado y un lenguaje comunicativo (el audiovisual) diferente, acaba centrándose en los aspectos que el guionista desea remarcar, abandonando muchos detalles del texto original que pueden considerarse de valor para una comprensión global. A remarcar que el libro fué originalmente un gran éxito de ventas en Suecia, un best-seller con todas las de la ley: un excelente thriller que te atrapa con una historia original y estremecedora. Y también es cierto que abarca muchísimo más que la película en aspectos fundamentales de la trama.

Pero, a lo que veniamos, la película de Tomas Alfredson ya se ha convertido, hoy por hoy, en un clásico del genero de terror. Y lo ha conseguido gracias a una magistral puesta en escena de los elementos fundamentales de la trama. Y es que el autor ha captado y plasmado con una maestría encomiable ese ambiente gélido y terrorífico de la misma: una historia de amor entre pre-adolescentes (Oskar y Eli) llevada al (o traida del) campo de las historias clásicas del vampirismo. Una guión original a todas luces. Pero no se consigue un clásico cinematográfico con tan sólo eso. Necesitas ingredientes adicionales: fotografía, efectos, música, actores.. y sobre todo, un equilibrio perfecto entre todos los factores anteriores.

Y, Déjame entrar, la película, ha conseguido ese equilibrio que la convierte en un hito, una obra de obligado visionado para aquellos que aman el cine, especialmente el género de terror visto desde un enfoque diferente y novedoso.

Acerca de xavier

No hay nada nuevo bajo el sol

Publicado el abril 11, 2010 en Reseñas y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

A %d blogueros les gusta esto: